SEGUINOS

POSADAS

La Cámara de Comercio también se opone a grandes supermercados

En un extenso comunicado, en el que fundamenta su postura, la Cámara de Comercio e Industria de Posadas se pronunció contra la instalación de grandes supermercados porque llevan a la “desaparición” de los pequeños comercios y “sobreexigen” a los empleados.

“Durante el año 2009, diferentes gremios empresarios de diferente magnitud (casos Cámara Argentina de Mediana Empresa, Cámara de Comercio Resistencia) lucharon denodadamente en contra de la apertura de las “grandes superficies”, en diferentes lugares del país, esto se debe a que afecta de diferentes formas al comercio minorista, en las ciudades en las que se instalan, lo cual es un hecho comprobado. En nuestro caso no nos oponemos a la apertura de nuevos emprendimientos por el contrario ayudamos a generar el ambiente propicio para la radicación de nuevos negocios, nuestra actitud tiene que ver más bien con la defensa gremial del comercio, en nuestro caso el de Posadas”, dice la Cámara.



Continúa señalando: “quizá una manera de explicar las consecuencias negativas de este tipo de mega emprendimientos de las multinacionales en particular, es analizando lo que sucede, por ejemplo en España, durante el año 1998 existían 95000 comercios minoristas, a medida que el tipo de emprendimiento que nos ocupa se fue afianzando e imponiéndose, muchos de esos comercios minoristas fueron cerrando, a tal punto que en el año 2004 solo quedaban en ese País 25000 de los comercios señalados, además del efecto que produce en los trabajadores que son empleados en dichos emprendimientos, ya que los mismos serán sometidos a ritmos de producción intensos, con poca autonomía de decisión que ocasionan enfermedades como el estrés, agotamiento, etc.



“Pero si comenzamos a hilar un poco más fino, y siempre dentro de la masa laboral, estos emprendimientos, inician con un gran número de empleados que con el correr del tiempo va reduciéndose, y si hacemos una cuenta, solo a modo de ejemplo, suponiendo que dentro de un radio de 500 metros, entre pequeños almacenes, fruterías, panaderías, kioscos se contaran un total de 20, de los cuales están viviendo cada una de las familias que los inician, y asumiendo que cada familia está compuesta por solamente 4 integrantes podríamos decir que son ochenta las personas que sin salir de su barrio tienen su empleo y fuente de subsistencia, ahora bien, un emprendimiento de la naturaleza del que nos ocupa, provocaría el cierre de dichos comercios minoristas y 80 personas quedarían sin su sustento, a cambio de la “promesa” de cien puestos de trabajos, tal como lo propone la cadena ¨ChangoMás¨, el negocio es casi nulo para la sociedad Posadeña, y para la empresa SÍ es un excelente negocio, ya que con el correr del tiempo irá reduciendo su masa salarial, y si a ello le sumamos los seguramente convenientes términos en los que consiguió su permiso de instalarse, a cambio de , en teoría fuertes inversiones; entre otras cosas, la ganancia, así como las vaquitas, “son ajenas”, ya que la empresa, no es posadeña, ni siquiera misionera, por lo que nuevamente, quienes han arriesgado mucho durante muchos años, en nuestra Ciudad y Provincia, vuelven a quedar en desventaja.



“Tomemos ahora otro punto de vista, si nosotros permitimos alegremente que este tipo de cadenas foráneas se instalen en nuestra ciudad, a cambio del conveniente negocio social de la compra por parte de dicha firma de los productos perecederos a productores misioneros, la cuenta que nos viene a la mente es la siguiente, en nuestra ciudad todos los almacenes, autoservicios, pequeños supermercados, fruterías, carnicerías, etc. compran los productos que comercializan a…los productores misioneros, pero… y este es el detalle, son muchos comprando a los mencionados productores pequeños volúmenes de mercaderías, en cambio, si concentramos las compras a los productores en unos pocos, estos últimos pasarán a manejar el precio de los productores, ya que una vez que cierren los pequeños comercios de los rubros mencionados, si el grande no les compra, no tendrán a quien venderle, también y solo a modo de ejemplo en Europa, en un extremo de la cadena, se encuentran 3 millones de productores, que cuentan con un total aproximado de 160 millones de consumidores en el otro extremo, quienes unen ambas puntas son solamente 110 grupos económicos que monopolizando esta relación, acaban fijando los precios de la producción y los precios de la venta de esos productos.



“Para finalizar, queremos pasar revista de algunas de las acciones que en otras Provincias y Ciudades se vienen realizando, en favor de defender su comercio local, ese que durante tanto tiempo aportó a las arcas provinciales y municipales, ej. en Entre Ríos se promulgó la ley 9393, la que defiende los intereses de los productores, el comercio minorista y al pequeña empresa  locales, ley de la que recomendamos la lectura, solo por mencionar algunos, de los artículos, 2 inc. a y b, 5, 6 todos sus incisos, y del 12 al 16; por otro lado en la Provincia de Santa Fe, que en un momento suspendiera la localización de grandes superficies en todo su territorio hasta que se aprobó y promulgó la ley 12069, que al igual que la ley entrerriana también se recuesta en la defensa de la pequeña empresa y el comercio minorista local incluyendo en ese contexto a los productores santafesinos”, concluyó.



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas