SEGUINOS

POSADAS

La Casa de Misiones y el Iplyc visitaron la Villa 31 en Capital Federal

“Fue en un encuentro entre misioneros”, definió el presidente de la ONG “Por el Futuro de los Chicos” Héctor Ramón “Chacho” Mendoza, quién nació en Aristóbulo del Valle. “Chacho” trabaja en la prevención y rescate de los niños en riesgo de la Villa 31 de Retiro. Pero esto no es todo, cuando San Pedro sufrió aquel terrible tornado se juntaron en el barrio y llevaron ayuda solidaria desde Buenos Aires hasta Misiones. En agradecimiento, la Casa de Misiones y el Iplyc entregaron insumos, remeras y yerba mate a los habitantes del barrio.

“Es un gesto nada más que eso, el Chacho fue uno de los primeros en buscar ayuda en Buenos Aires cuando sufrimos el tornado en San Pedro. Por eso hoy estamos acá en la villa 31 con todo el personal de la Casa de Misiones y el representantes del IPLyC” dijo la Representante del Gobierno de Misiones en Buenos Aires, Carolina López Forastier.



Más de 300 chicos se concentraron en un tinglado ubicado en el corazón de la Villa 31 de Retiro “acá se practican todos los deportes, las actividades comienzan después de la cinco de la tarde todos los días” comenta “Chacho” Mendoza y agrega “esperamos que los chicos salgan de las escuelas y luego los invitamos a que vengan a jugar acá, al galpón de esta manera evitamos que vayan al ciber”. Según cuentan en el barrio, los ciber representan un peligro en el barrio ya que pueden tener el primer contacto con la droga, principalmente el paco.



El Barrio esta dividido en 7 barrios internos: Barrio Guemes, Barrio YPF, Barrio Inmigrantes, Barrio Comunicaciones, Barrio Belgrano, Barrio Chino y Playon, estos 3 últimos pertenecen a la villa 31 bis. Viven, en la Villa 31, unas 8.565 personas (2.860 familias) en algo más de 1.505 viviendas. En la Villa 31 bis, en cambio, hay unas 1.780 familias (algo más de 5.500 habitantes).



 


El encuentro entre la Casa de Misiones-IPLyC y los habitantes de la Villa 31 duró más de tres horas en el galpón “un lindo encuentro, vimos como trabajan con los chicos y sobre todo la pasión que ponen en cada una de las actividades que realizan” cuenta Forastier.



Por su parte, Chacho Mendoza agradeció la visita a la Villa 31 “Yo como misionero estoy muy emocionado y agradecido por venir al barrio y compartir con nosotros este lindo momento”.


Por: Gerardo Strejevich



 



 


 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas