SEGUINOS

NACIONALES

La CGT se reúne con los directivos del FMI para mostrar “otra realidad” de la Argentina

Mientras el ala moyanista de la CGT prepara un plan de lucha nacional contra el FMI y el “ajuste” incluido en el Presupuesto 2019, el triunvirato de la central obrera y el daerismo se reúnen con los directivos del organismo internacional, todavía de visita en Buenos Aires. Según confirmaron fuentes gremiales, la misión del Fondo que encabeza el italiano Roberto Cardarelli desembarcará este martes a las 14.30 en la sede de la Uocra para entrevistarse cara a cara con los integrantes de la denominada “mesa chica” de la CGT.

Del cónclave participarían Juan Carlos Schmid, Carlos Acuña, Héctor Daer, el anfitrión Gerardo Martínez, Armando Cavalieri, Andrés Rodríguez, José Luis Lingeri y Omar Maturano. El ferroviario Sergio Sassia, del sector del MASA, aclaró a este medio que no asistirá.

El encuentro fue pactado en junio pasado y estaba previsto para fines de octubre, pero el acelerado desajuste de las variables económicas domésticas obligó a los funcionarios del FMI a adelantar su visita al país. La misión llegó para revisar los números y el cumplimiento de las metas acordadas con el Gobierno, a cambio de u$s 50.000 millones. En este marco, aprovecharon para adelantar la reunión con la cúpula de la CGT, acordada por teleconferencia con el propio Cardarelli y Alejandro Wagner.

El triunviro Schmid adelantó que la charla con los enviados del organismo rondará en “el aspecto social y el costo que tiene el acuerdo”, que la CGT ya cuestionó públicamente con una punzante conferencia de prensa en Azopardo 802. “Los funcionarios se encargaron de decir que tendrán un especial cuidado y eso amerita nuestra preocupación y rechazo. Va a haber costo y por eso ellos ponen el énfasis (ahí)”, advirtió el líder de Dragado y Balizamiento en aquel momento a radio Continental.

“La percepción de la sociedad es que el ajuste siempre lo hacen los mismos. Parece que no hubiera imaginación en la clase dirigente que no sea siempre perjudicar a las clases populares”, agregó Schmid.

En diálogo con FM Milenium, el estatal Rodríguez adelantó el contenido del descargo que le presentarán a Cardarelli & Co. “La situación económica y social del país se agrava, no vemos mejoría”, dijo. “Va a haber una fuerte recesión” porque “la situación se agrava”, añadió. “Cualquier trabajador hoy privilegia conservar su empleo por más que haya perdido poder adquisitivo”, sentenció.

La CGT se ocupará de mostrar la “otra realidad” que se vive en la Argentina, más allá de los números y el discurso del Gobierno. Los sindicalistas plantearán la necesidad de disminuir el impacto del “ajuste” en los sectores más vulnerables, como desocupados y jubilados; destinar fondos del crédito a inversiones productivas que generen nuevos empleos; proteger los recursos de la seguridad social; frenar el endeudamiento, y “salvaguardar” los niveles laborales actuales.

De estos temas conversaron el viernes pasado Daer, Acuña y el resto de la “mesa chica” con Marcos Peña, Jorge Triaca y Mario Quintana en la residencia presidencial de Olivos.

El intercambio entre gremialistas del sector de los “Gordos” e “Independientes” y los técnicos del FMI se producirá cinco días después que la Multisectorial 21F que lideran los Moyano lanzó un programa nacional de 21 puntos para enfrentar en las calles al Gobierno nacional, pero en particular, para impedir la aprobación del Presupuesto 2019 en el Congreso, que según dice, incluye un “ajuste” para los trabajadores. La masiva marcha del 25 de Mayo al Obelisco fue una demostración.

En el 21F se encolumnan los sindicatos más combativos de la CGT, las dos CTA, la Corriente Federal de Trabajadores -también de extracto cegetista-, movimientos sociales y agrupaciones políticas de todo el país. Son 875 organizaciones de todo el país, aglutinadas en 28 multisectoriales, con presencia en 20 provincias. La primera protesta será en septiembre, contra el Presupuesto. El resultado de la reunión de hoy entre la CGT y el FMI podría engrosar esas filas.

Justamente una delegación del 21F estuvo este lunes en Europa cara a cara con otro alto funcionario del Fondo Monetario, pero por otros motivos. Gustavo Vera y Tamara Rosenberg, de La Alameda, participaron de un coloquio anticorrupción en Austria junto a Sean Hagan, asesor general y director del Departamento Jurídico del FMI. Allí, en la ciudad Alpbach, Rosenberg describió las ilegalidades en el financiamiento de las campañas electorales de Cambiemos, con los aportantes “truchos”, cifras milonarias, sustracción de identidad, asociación ilícita, lavado de dinero y empresas contratistas que involucran a las tres máximas autoridades políticas del partido gobernante. “Hagan no podían creer lo que estaba escuchando”, comentaron desde la ONG.

Fuente: Ámbito.

Descargar Semanario Seis Páginas