SEGUINOS

NACIONALES

La confesión de Calcaterra: “Sánchez Caballero pagaba por orden mía”; excarcelados

El exdueño de Iecsa, que fue parte del holding de la familia Macri, se presentó en Tribunales ante el juez Bonadio. Tanto él como el ex CEO de la empresa, Sánchez Caballero, se sumaron a la lista de “arrepentidos”. Comenzó la ronda de indagatorias.

La causa por el supuesto pago de coimas en la obra pública durante el kirchenrismo arranca una semana clave. Es que este lunes comenzaron las indagatorias a los primeros empresarios detenidos. Pero además, de manera sorpresiva, el primo del presidente Mauricio Macri, Ángelo Calcaterra, se presentó en los Tribunales de Comodoro Py para declarar ante el juez Claudio Bonadio y sumó a la lista de “arrepentidos”.

Con Macri en la política, Calcaterra quedó como dueño de la empresa IECSA, que pertenecía al holding familiar hasta que fue vendida en marzo de 2017 a Marcelo Mindlin. Al frente de las operaciones se encontraba Javier Sánchez Caballero, actualmente detenido acusado de haber pagado coimas a exfuncionarios nacionales.

La presentación de Calcaterra fue voluntaria y en calidad de imputado en la causa. Tras declarar se sumó a la lista de “arrepentidos” y se reitró de Tribunales. Mientras que hay 17 aprendidos y un prófugo. En su testimonio confirmó los pagos, aunque dijo que fueron “para la campaña” a pedido de los exfuncionarios. “Sánchez Caballero pagaba por orden mía”, confesó.

Por su parte, Sánchez Caballero también se acogió a la figura del “arrepentido” luego de haber reconocido los pagos a exfuncionarios en el mismo sentido que Calcaterra. A raíz de esto, el juez Bonadio le concedió la libertad.

Con Sánchez Caballero y Calcaterra como “arrepentidos” ya son cuatro los que se acogen a ese régimen. Uno es Oscar Centeno, el exchofer cuyas anotaciones en ocho cuadernos destaparon la trama de pago de sobornos a exfuncionarios kirchnerista por parte de empresarios de la obra pública. El otro es Juan Carlos de Goycoechea, extitular de la firma Isolux.

En su declaración en Comodoro Py, Centeno aseguró ante la Justicia que los cuadernos en los que registró los movimientos de dinero entre empresarios y exfuncionarios kirchneristas fueron quemados “en la parrilla del fondo” de su casa, en el partido bonaerense de Vicente López.

Centeno era chofer de Roberto Baratta, mano derecha del exministro de Planificación, Julio de Vido, y apuntado como figura clave en el circuito de recaudación de los supuestos sobornos que pagaron los empresarios.

Por su parte, se conoció que De Goycochea fue aportante a la campaña de Cambiemos. Además, cabe recordar que Isolux le vendió a Sideco -del grupo Macri- seis parque eólicos licitados por el actual Gobierno.

Indagatorias

En tanto, los 18 imputados en la causa por presuntas coimas en obras públicas comenzarán a prestar declaración a partir de hoy frente al juez Bonadio.

Los empresarios Rodolfo Paulette, Alejandro Ivanissevich, Raimundo Peduto y Manuel Santos Uribelarrea serán los primeros convocados a las audiencias.

Este martes continuarán sus exposiciones el ex secretario de Energía Jorge Mayoral, el empresario de medios en Santa Cruz Rudy Ulloa, el ex operador judicial Javier Fernández y el ex subsecretario nacional de Obras Públicas Germán Nivello.

El miércoles se espera la presencia del ex juez Norberto Oyarbide, el ex secretario general de la Presidencia Oscar Parrilli, el empresario Raúl Vertúa y Carlos Alberto Rodríguez.

Un día después tendrán lugar las audiencias con los empresarios Néstor Otero -concesionario de la terminal de ómnibus de Retiro- y Juan Carlos Lascurain -ex titular de la Unión Industrial Argentina (UIA)-, además del ex jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina y el ex secretario privado del exministro Julio De Vido, José María Olazagasti.

El viernes será el turno del ex ministro De Vido; y el lunes 13 de la ex presidenta Cristina Kirchner.

 

Los empresarios cercanos al Gobierno ya están en libertad; declararon y salieron

Ángelo Calcaterra, Javier Sánchez Caballero, ex CEO de la empresa Iecsa de los Macri, y Juan de Goycoechea, ex representante de Isolux, investigada por la oscura venta de parques eólicos a la familia presidencial, se acogieron a la figura de “arrepentido” y manifestaron en sus declaraciones judiciales que habían recibido presiones para hacer entregas de dinero, como forma de licuar sus responsabilidades. Los tres quedaron libres.

El affaire de los cuadernos sumó arrepentidos en igual número que excarcelados: Ángelo Calcaterra, primo del presidente Mauricio Macri y ex titular de la empresa familiar Iecsa, Javier Sánchez Caballero, ex CEO de la empresa de los Macri y Juan Carlos de Goycoechea, ex representante de la española Isolux, investigada por la oscura venta de parques eólicos a la familia presidencial. Los tres se acogieron a la nueva figura penal de “arrepentido” que ofrece reducción de pena a cambio de información relevante y apuntaron a “presiones” de los funcionarios kirchneristas como forma de licuar sus responsabilidades en sus declaraciones ante el juez Claudio Bonadio. En tanto, el empresario y único prófugo en la causa, Oscar Thomas, podría entregarse en las próximas en busca de un acuerdo similar.

La sorpresa de la mañana le dio Ángelo Calcaterra, el primo del presidente Mauricio Macri, quien se presentó voluntariamente para admitir haber entregado dinero durante su gestión frente a Iecsa —empresa que supuestamente le compró a Franco Macri—. Ángelo pasó, en pocas horas, de imputado a arrepentido, y bajo esa condición salió de Tribunales sin quedar ni un minuto detenido.

Lo mismo ocurrió con el ex CEO de Iecsa Javier Sánchez Caballero, detenido desde el miércoles y liberado hoy también bajo calidad de arrepentido. El tercer empresario que se ajustó a la nueva figura penal para aportar información a cambio de reducción de la pena fue Juan Carlos de Goycoechea. Lo hizo el viernes pasado, también aportó una versión sobre “presiones”, y hoy consiguió de esa manera saltear la detención preventiva.

Goycoechea era el representante de la española Isolux hasta marzo de 2017, periodo en el que vendió parques eólicos a empresas de la familia Macri, que fueron transferidos poco después con ganancias millonarias en el marco de una maniobra plagada de sospechas, que está bajo la lupa de la Justicia.

El abogado de Goycoechea, Juan Araoz de Lamadrid, señaló que su defendió al pedir que se lo homologue como “imputado colaborador”, declaró ser víctima de extorsión por parte de los funcionarios implicados en la causa, como el ex secretario de coordinación del Ministerio de Obras Públicas, Roberto Baratta. De esa manera, la defensa de Goycochea busca modificar la imputación genérica de “asociación ilícita” con la que avanza la investigación impulsada por el fiscal Carlos Stornelli.

El abogado defensor señaló que los pagos de su defendido correspondían a pedidos que le realizaba Baratta e indicó que los cuadernos del ex chofer Oscar Centeno, pese a que no aparecen, “no son exactos respecto a la cantidad de pagos. El cuaderno tiene errores de días y de montos”.

En tanto, el abogado del único empresario prófugo en la causa, Oscar Thomas, se presentó esta mañana en los tribunales de Comodoro Py para conseguir la eximición de prisión para su defendido. José Manuel Ubeira, abogado defensor de Thomas. Por las decisiones tomadas hasta ahora por el fiscal y el juez de la causa, el acuerdo de quien fue director del ente que administra la represa binacional de Yacyretá, debería implicar el aporte de información bajo la figura de arrepentido para conseguir el beneficio de la excarcelación.

 

ambito.com pagina12.com

Descargar Semanario Seis Páginas