SEGUINOS

EDITORIAL

La crisis que se ignora y la crisis que se afronta, dos visiones distintas

En el contexto de una crisis como la que vive la Argentina, resultan insuficientes conferencias de prensa en las que se convoque, por primera vez, a un par de medios opositores al Gobierno, después de haber silenciado periodistas, seleccionado arbitrariamente la asignación de pautas publicitarias, echado a la calle a mujeres y hombres de la prensa para “modernizar” un medio estatal. Máxime si además no se responde ninguna de las preguntas si no es con vaguedades, aspiraciones, metas lanzadas al aire sin sustento en la realidad de los hechos.

Así finalizó la semana que acaba de concluir. Con una conferencia de prensa del presidente Mauricio Macri que había generado expectativas porque se habían enfrentado corridas cambiarias, una espiral inflacionaria que no encuentra sosiego, como tampoco el dólar parece ubicar un techo definitivo. Y las expectativas se desinflaron a poco de andar. Hasta se acentuó el enojoso sesgo dado a la gestión en cuanto a eximir a las grandes empresas de las obligaciones tributarias y por el contrario centrar todo el peso de los desaciertos  en las pequeñas y medianas, los trabajadores, los jubilados, los desocupados. Ni siquiera se hizo lugar al pedido del mismísimo Fondo Monetario Internacional (FMI) cuando viendo el desfinanciamiento del Estado sugirió detener la eliminación progresiva de las contadas retenciones que quedan. En un sinceramiento notable Macri juzgó que las retenciones no eran un impuesto “inteligente” y sí en cambio el Impuesto a las Ganancias.

Macri ratifica que sigue la baja de retenciones, en cambio se mantiene Ganancias; prometió bajar la inflación 10 puntos el año que viene

El y su administración, y los medios que le son afines, han instalado la idea que las retenciones son una cuestión antojadiza de la Argentina. Cuando, en realidad, la aplican todas las naciones desarrolladas del mundo. La cuestión arancelaria es administrada de acuerdo con la situación económica del país y busca los reequilibrios que hubieran podido suscitarse.

La enorme desigualdad ante la ley que está planteando ahora la política económica nacional, la recurrencia al FMI de mala memoria para la Argentina, continuando reafirmando una situación que cada vez tiene mayor número de detractores. Y sin embargo, se está a las puertas de cruciales negociaciones en torno del Presupuesto 2019 y a los ajustes que se les pedirán a las Provincias, que son el otro pivote sobre el que se está asentando una verdadera exacción. Al punto que los principales aliados ya opusieron reparos: Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Provincia de Buenos Aires.

 

Ajuste: para llegar a la meta fiscal Misiones deberá afrontar un recorte de 3.000 millones de pesos

 

 

Un panorama, en fin, con el que sigue contrastando Misiones. El gobernador Hugo Passalacqua ha enviado al parlamento misionero el Presupuesto 2019, con una antelación inédita. El plazo para hacerlo vencía el 31 de este mes. Y es sabido que como ocurre en todos estos últimos años, cada miembro de los tres Poderes del estado expone ante la Comisión Cameral el proyecto de presupuesto elaborado y sus fundamentaciones.

 

Passalacqua mandó a la Legislatura un presupuesto de 67.225 millones de pesos para 2019

 

En tanto, ubicar espacios en el marco de las condicionantes tarifas ha pasado a ser una característica del Gobierno provincial. Así con el Ahora Gas lleva garrafas al precio oficial de 220 a todas las localidades de Misiones, poniéndolas al alcance de los sectores más vulnerables. Porque a pesar de ser el principal combustible para cocinar que se usa en la Provincia –la única que carece de gas natural- ha caído el consumo. Según las distribuidoras un 15%. Más aún se ven en los envases huellas de manipulaciones indebidas para hacerlas “rendir” más: calentándolas al Sol o acercándole fuego para que se expanda hasta el final.

Sólo si se está al lado de la gente. Si se pone el oído a sus demandas, se puede encontrar salidas inéditas a la crisis.

 

 

 

Descargar Semanario Seis Páginas