SEGUINOS

POSADAS

La danza como un estilo de vida

“Quien baila danza llegará a ser alguien en el futuro, en cualquier profesión, porque la danza da disciplina”, coincidieron las profesoras María Elena Markendorf y Laura de Aira. Ambas sostuvieron que el bailarín debe plantearse metas, ser exigentes e intentar cumplirlas, porque en el ballet las personas no se forman solamente en movimientos y en la postura correcta del cuerpo, sino que también lo hacen psicológicamente, según agregaron en declaraciones a /c6. Además, expresaron que el público goza de un espectáculo cuando el artista disfruta de su baile en el escenario, “eso se transmite y se siente, y se traslada en la vida misma”, destacaron.

“La danza le da mucho al que está estudiando esto, porque no sólo es disfrute sino que también le da exigencia y le enseña una técnica en cuanto a manera de vivir, donde tenés que ser estricto en todo”, remarcó Laura de Aira.


 


Comentó que ella observa cómo sus alumnas disfrutan de los bailes en el escenario y cómo ese goce se transmite al público. En este sentido, dijo que “deben plantearse objetivos, y trabajar para cumplirlos. Un estudiante de danzas siempre llega a ser alguien en la vida”.


 


En tanto, la profesora María Elena Markendorf señaló que “el ballet hace que todo niño o ser humano tenga un futuro pautado con objetivos claros, y esto le permitirá ser alguien disciplinado, porque eso te da la danza, disciplina”.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas