SEGUINOS

POSADAS

La Defensoría del Pueblo acompañará a padres y alumnos que piden mejoras en la Escuela 238

Con el objetivo de poder normalizar la situación y, desde la Defensoría del Pueblo de Posadas, colaborar en las gestiones necesarias, el ombudsman posadeño Alberto Penayo fue a la Escuela 238, emplazada sobre la avenida Tierra del Fuego casi Rademacher, de Posadas, mientras estaba tomada por alumnos y padres.

La medida fue en reclamo por mejoras en los techos (caídos), los baños que no son aptos para uso, al igual que las conexiones eléctricas que se encuentran en mal estado, con el consecuente riesgo, dado que se trata de un establecimiento que tiene más de 87 años.

En la oportunidad, Penayo se comprometió a acompañar a padres y alumnos en las gestiones, comenzando con las notas de pedido para las autoridades correspondientes de Educación de la provincia.

El defensor del Pueblo sostuvo que la educación es un derecho, y que para lograr dar respuesta a los reclamos de los más de 30 padres que estaban participando de la toma, es fundamental establecer el diálogo con las autoridades educativas y poder, así, avanzar en soluciones.

Finalmente, los padres manifestaron su temor a que en cualquiera momento pudiera caer una parte del techo sobre los alumnos, y asegura que esto ya ocurrió tiempo atrás.

Descargar Semanario Seis Páginas