SEGUINOS

NACIONALES

La deuda llegará al 87% de PBI en 2018

La deuda con el sector privado terminará en el 52% del PBI, 17 puntos más que lo calculado en junio.


La presentación del Presupuesto 2019 en el Congreso reveló que, de acuerdo a las estimaciones oficiales, a fin de año la deuda pública se elevará al 87% del PBI cuando a fines de 2017 representaba el 57,1%. Este salto de casi 30 puntos porcentuales obedece en buena medida a los 9.000 millones de dólares de deuda emitidos en enero, así como a que el 75% de la deuda está en moneda extranjera. Por lo tanto, el salto del dólar de 114% en lo que va del año, hizo disparar el resultado financiero un 49% entre 2018 y lo presupuestado para 2019.

En junio, la consultora Fitch ya había advertido que la deuda superaría el 70% del PBI este año a la luz de la fragilidad financiera de Argentina, aunque sacando las deudas del Banco Central este monto se reducía al 52%, cuando por ese entonces, de acuerdo a las estimaciones oficiales, la cuantía de la deuda con el sector privado sería del 35,2% del PBI.

En otras palabras, desde junio a la fecha, el peso de la deuda neta -es decir sin contemplar la deuda con el sector público- dio un salto de 16,8 puntos porcentuales del producto bruto interno (PBI) hasta llegar al 52%. Y para 2019, el Presupuesto estima una baja hasta el 46,2% del PBI.

“Estimamos que para diciembre de 2018 el stock de deuda pública será de USD 315.698 millones, lo que si bien implica una caída de USD 5.237 millones frente al mismo período de 2017, medida en porcentaje del PBI proyectamos un incremento de 29,9 puntos (de 57,1% a 87,0% del PBI), mientras que para la deuda neta proyectamos un aumento de 22,6 puntos (de 29,4% a 52,0%). Estos aumentos se deben esencialmente al incremento del tipo de cambio registrado este año, y el aumento en la deuda está asociado principalmente al aumento en el tipo de cambio real, que está en niveles elevados en términos históricos”, explicó el documento de Síntesis del proyecto de Ley de Presupuesto Nacional 2019.

En Hacienda trabajan con una previsión de un dólar mayorista promedio de $40,10, ya que no creen que haya espacio para que el tipo de cambio siga subiendo mucho más.

Así, en concepto de intereses de deuda, el Estado nacional pasará a pagar $753.067 millones en 2019 (41,3% más que es 2018), de los cuales $596.065 millones son con el sector privado (48,9% más que los $400.378 millones). Como de estos, solo uno de cada tres son pesos adeudados y el resto son dólares, otro salto de la divisa podría incrementar el costo del servicio de la deuda, que de este año al próximo pasará a ser del 2,9% del PBI al 3,2% del PBI.

Actualmente, el Gobierno trabaja con una previsión de un dólar mayorista promedio de $40,10, tan solo 52 centavos del cierre de este lunes. Este valor ya es 42% más alto que los $28,30 del promedio de 2018, y en términos de tipo de cambio real multilateral (TCRM) implica, como adelantó LPO, un nivel de competitividad similar al de 2008. Por eso en Hacienda no creen que haya espacio para que el dólar siga subiendo mucho más.

“El tipo de cambio ya está en niveles súper competitivos y 10% más que suba, un dólar a $44, nos deja en niveles de TCRM de 2003”, explicó a LPO un importante miembro del equipo de Nicolás Dujovne.En la Comisión de Presupuesto del Congreso estiman que de esta forma, por cada peso que ingresen al Tesoro, más de $16 se irán en 2019 a pagar servicios de deuda. Con un presupuesto equilibrado, desde Hacienda reconocieron que el 15% del gasto total irá a atender la deuda. Esto es siempre y cuando el dólar no vuelva a dar un salto.

Ante la consulta de LPO, fuentes de Hacienda aseguraron que efectivamente un tipo de cambio más alto, afectará el resultado financiero, pero aseguraron que “En términos del objetivo, un tipo de cambio más alto debiera ayudar a cumplir la meta primaria”. En efecto, un dólar más alto licuaría la carga en pesos del gasto primario, lo que haría más fácil llegar al déficit cero.

Como este déficit cero solo contempla el resultado primario, hay un 3,2% del PBI en compromisos financieros para los que el Estado no dispone de recursos y por eso en estos minutos negocia con el FMI un nuevo acuerdo con los que cubrir parte de los vencimientos de capital de 2018 y buena parte de los 38.900 millones de dólares del programa financiero de 2019, de los cuales uno de cada cuatro está nominado en pesos y también uno de cada cuatro ya estaba cubierto con financiamiento del Fondo con el Acuerdo Stand By.

“En 2019 se necesitan USD 2.500 millones de colocaciones netas y refinanciar USD 20.100 millones, y no se necesitan nuevas colocaciones en dólares. Las necesidades financieras brutas (excluyendo Letes) ascienden a USD 38.900 millones, y para afrontarlos ya se encuentran asegurados los USD 11.700 millones del programa firmado en junio con el FMI y los USD 4.600 de organismos internacionales. De los USD 22.600 millones restantes necesarios adicionales, USD 20.100 millones pueden conseguirse con refinanciamientos y sólo USD 2.500 millones serían nuevas colocaciones, detalló la Síntesis del Presupuesto oficial. (La Política On Line)

Descargar Semanario Seis Páginas