SEGUINOS

POSADAS

La diversidad también es necesaria en los equipos de trabajo

“La diversidad consiste en un conjunto de valores y visiones que todos tienen y que sería bueno trasladarlo a su ámbito laboral. Así como el talento, la diversidad también se debe gestionar dentro de las organizaciones”, manifestó el abogado y director del Instituto Privado del Instituto de Alta Capacitación, Claudio Rodríguez Agüero, en el programa Seis Páginas que se emite por Canal 6 y Canal 12 de Cablevisión. Explicó que es de suma importancia para una empresa que su equipo esté integrado por personas que no tengan los mismos conceptos, para lograr también mayor creatividad. “Hay que tratar de evitar las estructuras empresariales que inciten a sus empleados a pensar igual, sin posibilidad de otras oportunidades”, señaló. Lo publica el Semanario /6p en su edición Nº111.

Entre los resultados que ofrece la diversidad en las organizaciones se encuentran: el desarrollo de más habilidad de la empresa, generación de más innovaciones, interpretación mejor el mercado, genera mayor productividad, mejora la imagen empresarial ante los grupos de intereses, mayor compromiso, mayor adaptación al cambio.




Se recomienda a las empresas incorporar este concepto y así abandonar esquemas antiguos de funcionamiento para optimizar el desarrollo de las organizaciones y adaptación a los cambios de las necesidades socioeconómicas.




Al hablar de diversidad en las empresas, también se debate la promoción y formación interna, las modalidades de contratación, la adecuación de la jornada y el horario de trabajo y la toma de decisiones y acceso de las mujeres a puestos directivos, entre otros.
Estudiosos destacan a la diversidad como un instrumento para mejorar la captación de talento, enriquecer el capital humano, activar la creatividad, mejorar el clima laboral, la reputación de la compañía y la forma de adaptación de la empresa al contexto actual tan cambiante.



Agüero explicó que el jefe debe ser quien promueva espacios de diálogos. “El líder debe generar participación, exposición de sus integrantes para que cada uno aporte lo mejor y no se encierre en un sólo comportamiento”, agregó. Dijo que las premisas a cumplir son: incluir, participar y respetar.




Según el profesional, la organización debe obligarse a tener diversidad en el personal y respetarla como tal. Advirtió que no es fácil aplicar esta premisa porque “generalmente en las empresas se arman estructuras en las que todo el equipo se alinea a un pensamiento determinado. Estas estructuras deben evitarse”.




Consideró que lo bueno es poder encontrarse con visiones diferentes, son las que ayudan a innovar, porque tienden a debatir y de los de los intercambios surgen más ideas, más compromisos.




“Hay lugares que dicen que tienen mucha diversidad porque tienen personas de diferentes profesiones y no, no se trata de eso. Tiene que ver una amplitud en las concepciones, con una actitud. Es una manera de explayarse mejor, desde nuestra propia experiencia, eso genera muchas cosas positivas”, sostuvo.




A su vez, la diversidad es un factor clave para triunfar en el mercado, porque implica ponerse en el lugar del otro y sentir y producir desde allí. Agüero manifestó que “la diversidad es muy útil porque el mercado es diverso, entonces si así nos componemos lo vamos a poder entender mejor. Esto implica interpretar todas las diferencias que nos hacen únicos y todas las emociones que nos conectan”.




En este contexto, agregó que algunos dicen que el mercado es el cliente. “No, el cliente define el mercado y el cliente a su vez es un conjunto de personas de diferentes culturas, experiencias, costumbres, por lo tanto, el mercado es diverso”, señaló e insistió en la idea de “gestionar diversidad para incluir y comprender el mercado”.




Entre las premisas a cumplir para obtener éxito empresarial, mencionó incluir, participar, respetar, crear. A través de estas acciones el líder-jefe podrá enfrentar los desafíos de una sociedad consumista.




Como resultado de la diversidad cultural en las organizaciones, se obtiene un mayor desarrollo de habilidades de una asociación. También se generan más innovaciones, visiones diferentes; se interpreta mejor el mercado y así se genera una mayor productividad. Al respetar este circuito, se logra una mejora en la imagen de los grupos de intereses.




“Habrá mayor compromiso, adaptación al cambio. También está el tema de las motivaciones de todo tipo, no sólo las económicas que generan resultados fuertes, sino también las que permiten crear desafíos cambiantes, nuevos”, subrayó.


 


 


Más información en: http://www.seispaginas.com/pdf/seispaginas_111.pdf


 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas