SEGUINOS

POSADAS

La EBY puso en marcha un Plan de Contingencia en Encarnación para enfrentar la creciente

El pico de la creciente del río Paraná en la zona del puente San Roque González de Santa Cruz se espera para las próximas horas. Desde la Entidad Binacional Yacyretá, lado paraguayo, aseguraron que ya están previstas todas las tareas de asistencia, especialmente lo relacionado con la atención de las familias que habitan las áreas más sensibles al fenómeno hídrico, cuyas viviendas se encuentran en las zonas ribereñas de Encarnación. El incremento en el régimen hídrico duplicará el caudal de agua, de 14 mil a 30 mil metros cúbicos por segundo. Es consecuencia de las intensas lluvias que se registraron en las altas cuencas del río Iguazú.

La Binacional dispuso recursos humanos, técnicos y de logística, a través de sus áreas de Reasentamiento y Coordinación Social, articulando acciones conjuntas con el Comité de Emergencia Distrital, junto a la Municipalidad de Encarnación, Bomberos Voluntarios, Policía Nacional, entre otras instituciones y organizaciones de la capital departamental.



Según informó la arquitecta Yolanda Benítez, del Sector Reasentamiento, de la Sede Encarnación de la EBY, son unas 60 las familias afectadas directamente por el fenómeno hidrológico, las que serán reubicadas hasta tanto bajen las aguas, en los polideportivos de la DIBEN, en el barrio Quiteria, y de Pacu Cuá, en el barrio homónimo.



Unas 24 familias corresponden a los barrios San José y San Blas, mientras que las 36 restantes se distribuyen entre los barrios Barril Paso, Santa Rosa y Mboi Caé.



Benítez, señaló que la población afectada recibirá atención médica, alimentos y enseres, en los albergues donde será refugiada, para lo cual la Dirección de la Binacional dispuso ambulancias, personal médico y sanitario, medicamentos, víveres y abrigos.



La creciente del río Paraná, que se calcula duplicará el caudal de agua, de 14 mil a 30 mil metros cúbicos por segundo, es consecuencia de las intensas lluvias que se registraron en la cuenca del río Yguazú, en territorio brasileño, e impactará en toda la ribera paraguaya, aguas arriba y abajo de la Central Hidroeléctrica de Ayolas.



El caudal que se espera podría generar una crecida de alrededor de 30 cm. en el eje Encarnación-Posadas y de 1,5 metros en Ayolas.



Las previsiones indican que a comienzos de la semana entrante se iniciará el descenso de los caudales del río hasta sus niveles normales, por lo que se calcula que la población afectada por el fenómeno podrá retornar a sus viviendas.



La usina está operando con todas sus estructuras de descarga – Vertederos-
para atender este fenómeno natural recurrente. 



Se estima que el caudal de agua del río Paraná podría llegar  a 30.000 metros cúbicos por segundo. (eby.gov.py)



 
 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas