SEGUINOS

POSADAS

La economía pone en números la vida y el bienestar de las personas y las sociedades

No podría, en consecuencia, tomársela a la ligera. Antes bien, cada medida que se adopta debe ser ponderada desde las perspectivas del bienestar individual y social. Más aún cuando se la trata en esferas decisorias de gobierno, porque cuanto se haga o deje de hacer impactará para bien o para mal en la sociedad. Asimismo, la ponderación deberá efectuarse desde el mandato que en las urnas la ciudadanía da a cada quien.

[Descargar PDF] Realidad Económica – Miguel A. Thomas

Por caso: si un político ha resultado electo como diputado nacional por una Provincia debiera actuar en función de los intereses de esa Provincia, sin que ello suponga una ruptura con lo nacional –en un extremo- ni una obsecuencia con la administración central del país –en el otro extremo-.

Ponderar el justo medio que equilibre beneficios es ejercer alta política. Hacerlo desde la realidad provincial incontrastable, suma en la misma dirección. Por eso llamó poderosamente la atención la posición asumida por el diputado nacional Luis Pastori (Cambiemos-UCR), cuando pareció despojarse de su condición de misionero para asumir una suerte de “ser nacional” que veía con buenos ojos todo aquello que presumiera de sujeción de la Provincia a dictados de la Nación, cual si una estuviera subordinada a la otra.

No porque las medidas económicas que se analizaban tuvieran en sí mismas ese propósito, sino por la desatinada apreciación que hizo el legislador al hablar en el recinto cuando la Cámara de Diputados de la Nación trataba los acuerdos alcanzados por el Presidente de la Nación con los Gobernadores.

Aplaudía, para dar un ejemplo, la reducción de impuestos provinciales, actitud que retrotraía la memoria a su cerrada oposición al Hospital  Escuela de Agudos doctor Ramón Madariaga. Oposición que debió revisar cuando lo recorrió y ya estaba en pleno funcionamiento. Habrá olvidado cuando hablaba en la Cámara baja, que las políticas de salud pública que adopta la Provincia, cómo el sostenimiento de ése y de los demás hospitales del sistema misionero, se financian con recursos provenientes de los impuestos?

Porque cuando la Provincia acuerda con Nación lo hace desde una perspectiva de intercambio, en un contexto de crecimiento que permita recuperar aquello que se resigna a fin de sostener la economía provincial.

Hasta se olvida que Misiones es la provincia con mayor crecimiento vegetativo del país y dice que el gasto corriente no podrá superar la inflación como si ésta pudiera ser una meta en sí misma. Sabido es que si la población crece, deben crecer los servicios y los servicios demandan recursos humanos y técnicos. Por caso, Misiones ha construido un gran hospital materno neo natal. ¿Por qué? Por el crecimiento poblacional: en Misiones nacen 25 mil niños por año y la morbimortalidad infantil y materna se redujeron en los últimos 15 años a niveles nunca antes alcanzados.

Y como si todo eso fuera poco, hacia el final de su exposición pareció más un legislador bonaerense que un misionero. Habló del “justo” reclamo de la Provincia de Buenos Aires en cuanto al Fondo del Conurbano, cuestión que difícilmente alguien pudiera cuestionar: había un desfasaje que corregir pero con recursos nacionales, no de las Provincias. Cuestión que prolijamente omitió el legislador. Así como echó al olvido, los puntos de coparticipación federal que Misiones cedió a favor de la Provincia de Buenos Aires por decisión que gobiernos de la UCR de Ricardo Barrios Arrechea y del PJ de Ramón Puerta. Y nunca más recuperó. Cuestión que es de tanta injusticia como la de Buenos Aires y para la cual no tuvo siquiera un pedido de disculpas, y mucho menos de urgente reparación.

La actitud de Pastori, en rigor, es compatible con la que asumen los legisladores provinciales del centenario partido. No se compadecen con los gestos en pos de la gobernabilidad que viene dando el gobernador Hugo Passalacqua en particular, y Misiones en sus demás instituciones, en  general. Más aún: la defensa de los legítimos intereses de la Provincia viene siendo estandarte de la fuerza política en el gobierno y de un puñado de legisladores de la oposición, entre los que no se cuenta a los diputados del radicalismo.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Semanario Seis Páginas 445