SEGUINOS

Educación

La escuela de jornada extendida permite disminuir la repitencia y favorece el trabajo con los padres

image_pdfimage_print

Lo señalaba la directora de la Escuela N°609, del barrio San Jorge, Silvia Otano, explicando que “pasamos con los niños las mejores horas del día, de las 8:00 a las 16:00 y el ambiente debe ser agradable para los alumnos como para los docentes. Son muchas las horas de convivencia”.

 

 

Explica, además, que el trabajo se realiza con el Ifemir (Instituto de Medicina Física y Rehabilitación) y la escuela especial. “Contamos con un gabinete psicopedagógico y con los padres”. Para advertir que no era ése un barrio con problemas. “No es un pobre barrio, sino un barrio pobre. Que se preocupa por enviar los chicos a la escuela, incluso con los elementos necesarios. Cuando el chico llega sin esos elementos, llamamos a los padres y nos explican que no pueden comprarles lo que necesitan. Entonces buscamos la forma de asistirlos desde algún programa de apoyo”.

Comentó que el año pasado finalizaron el período lectivo con 298 alumnos, la repitencia es “muy baja y no tenemos vacantes. La prioridad es para los mismos alumnos, pasando de un año a otro, y para sus hermanitos”.

 

Semanario Seis Páginas
Semanario Seis Páginas 445