SEGUINOS

INTERNACIONALES

La estación espacial china se desintegró y cayó al océano Pacífico

El laboratorio espacial chino Tiangong-1 entró en la atmósfera terrestre en la madrugada de este lunes y se desintegró casi por completo cuando sobrevolaba el centro de Pacífico Sur, lejos de cualquier área habitada, con lo que no causó los daños que se temían.

Según los expertos, este tipo de chatarra espacial comienza a quemarse a 100 kilómetros de altura sobre el planeta (primero piezas más pequeñas tales como antenas o paneles solares) y el principal cuerpo de su estructura lo hace a unos 80 kilómetros.

Tiangong-1 (“Palacio Celestial” en mandarín) entró en la atmósfera a las 00.15 GMT (21.15 del domingo en la Argentina) y trazó en su “caída” una ruta noreste-suroeste en la que seguramente sobrevoló zonas pobladas de Argentina y Chile, apuntó la agencia española de noticias EFE.

De acuerdo con la Oficina de Viajes Espaciales Tripulados de China, la mayor parte de su estructura se destruyó durante el proceso de entrada en la atmósfera por la fricción a alta velocidad, aunque algún resto pudo caer sobre las aguas del océano Pacífico. (Télam)

Descargar Semanario Seis Páginas