SEGUINOS

NACIONALES

La estrategia “dura” del Banco Central surtió efecto y el dólar cayó a $24,68 al público

Esta semana apeló a hacer grandes posturas de u$s 5.000 millones como forma de ponerle un tope a la cotización y disuadir a los compradores. En el día del megavencimiento de Lebac hubo menos presión sobre la divisa porque los grandes inversores van a renovar, atraídos por la alta tasa de interés

estrategia del Banco Central de colocar una fuerte posición de dólares a un precio determinado funcionó este martes para calmar los nervios de la City, ayudada por la colocación de Bonos del Tesoro.

Con la expectativa puesta en la licitación de este martes de las Lebac, donde el Banco Central debe renovar $617.000 millones de sus Letras, la entidad monetaria conducida por Federico Sturzenegger se volcó de lleno a intentar controlar el dólar a cualquier costo, mostrando todo su poderío, en una crisis que tiene más tinte de desconfianza política que financiera.

Tal como sucedió el lunes, el BCRA volvió a poner en el inicio de la rueda una oferta de u$s5.000 millones a $25 para fijar al precio mayorista por debajo de ese nivel. De esta manera de esa postura fuerte, resignó este martes unos u$s700 millones para mantener al billete verde abajo del “tope” establecido.

Así, en el mercado cambiario, este martes, después de una apertura de la jornada en la que el dólar llegó a tocar $25,60, inició un camino descendente que lo llevó a quebrar la barrera psicológica de los $25. Incluso, pasado el mediodía, el mayorista llegó por un momento a retroceder a un mínimo de $23,75.

Finalmente, cerró a $24,05, unos 95 centavos menos que el lunes, en una plaza en donde se negoció un volumen total de u$s1.256,9 millones, una cifra apenas por debajo que la negociada en la previa.

También la entidad monetaria intercedió en la plaza de futuros para mantener controladas las expectativas de la City en los mercados.

Con estas fuertes posturas en el plaza de contado, el precio del tipo de cambio comenzó a descender ya que se sumaron con ventas de divisas exportadores y varios privados para no quedar descalzados en la tendencia bajista del billete verde, y algunos fondos también aprovecharon para pasarse a pesos y colocar posiciones en Lebac, a una interesante tasa en torno al 40% anual.

Justamente, estas posturas de privados hicieron descender notoriamente por debajo de los $24 al precio del tipo de cambio.

Esta corriente vendedora ocurrió, sobre todo, cuando el Ministerio de Finanzas anunció una licitacion de un nuevo Bono del Tesoro (BOTE) a 2023 y 2026 en pesos, que se puede suscribir al precio de referencia del dólar del lunes, es decir, el atractivo $24,77.

“Desarme de posiciones y buenos ingresos desde el exterior dieron motivo al cambio de tendencia en el segmento mayorista del dólar que hoy perdió poco más de la mitad de la suba de ayer”, resumió el operador Gustavo Quintana de PR Cambios.

En tanto, en el segmento minorista, este martes el promedio ofrecido por las entidades del microcentro porteño descendió a $24,68, según el relevamiento realizado por el organismo monetario.

Es decir, 83 centavos por debajo del cierre de la rueda anterior, por lo que recortó casi la mitad de lo que escaló el lunes, día en el que escaló $1,78.

En el Banco Nación la cotización al público descendió 80 centavos hasta los $23,50 para la compra y los $24,50 para la venta.

El valor más elevado encontrado en las ventanillas de los bancos se ubicó en los $24,90 (Galicia), seguido por los $24,85 de Santander y los $24,65 del Ciudad y Supervielle.

También repercutió favorablemente en la plaza marginal, ya que el precio del blue cayó dos pesos para operar a $24,80. Esto marca una diferencia de 12 centavos (0,5%) respecto al promedio minorista oficial.

Más allá de esta “nueva” receta oficial para intentar controlar el valor del billete estadounidense, cabe recordar que el dólar escaló el lunes 7,4% ($1,76) hasta los $24,99.

Según propias fuentes del Central, hubo “satisfacción” en el inicio de la semana por el resultado de la medida debido a que de ese volumen significativo colocado en la plaza sólo terminó vendiendo u$s400 millones. Además, el Banco Nación también ayudó colocando en la plaza otros u$s200 millones.

“El lunes el BCRA se movió muy bien, dejó correr al dólar poniendo postura de venta en $25 tratando de moderar las expectativas de devaluación, antes que el canje conviene recomprar Lebacs a precio bajo”, afirmó el economista Federico Furiase.

En el mercado de futuros del Rofex se operaron este martes u$s1.386 millones, de los cuales más del 70% se operó entre mayo y junio, a $24,60 y $25,50, con una tasa de 52,2% y 47,8%, respectivamente. Así, en general, los plazos bajaron más de un peso, ante la presencia del BCRA en el mercado de futuros.

El costo oficial que tuvo frenar al billete verde es elevado, debido a que en todo mayo el Central lleva vendidos más de u$s3.200 millones, y desde inicios de marzo lleva colocados en el mercado cambiario unos u$s10.000 millones.

Por el lado de las reservas, cayeron a su nivel más bajo desde el 9 de noviembre pasado, al alcanzar los u$s53.411 millones.

Según los analistas del mercado, la divisa no tiene mucho margen para seguir escalando, debido al desfasaje que existe con otros indicadores, ya que en todo el 2018 la devaluación ya es de 34%, mientras que las metas de inflación del BCRA son de 15%.

Incluso, para los economistas consultados en la encuesta del REM las expectativas de suba de precios llegaban al 22% para todo el año. Cifra que hoy luce como muy desactualizada luego de la escalada del dólar de los pasados días.

La devaluación en las últimas tres semanas se aceleró de manera exponencial, ya que el tipo de cambio saltó desde los $20,26 que tenía el 25 de abril a los $25 del lunes. Es decir, escaló 23,4% en apenas 13 ruedas hábiles.

Claro, es importante resaltar que durante marzo y abril el Central debió vender unos u$s6.770 millones para mantener el precio de la divisa en torno a los $20,20.

El Instituto de Finanzas Internacionales (IIF por sus siglas en inglés), una asociación global de la industria financiera con cerca de 450 miembros de 70 países entre bancos y fondos de inversión, calculó el lunes que las reservas internacionales del BCRA caerán otros u$s15.000 millones hasta fin de año.

Es decir, el BCRA logró flexibilizar el período en el que controla la cantidad de efectivo mínimo que deben computar las entidades bancarias a un plazo trimestral y ya no mensual, como era hasta ahora.

Ahora el panorama parece más claro de cara a la licitación de este martes, debido a que se considera que los inversores que quisieron salir de sus colocaciones en pesos para pasarse a dólares ya lo hicieron días atrás.

El experto financiero Claudio Zuchovicki pidió “desdramatizar el vencimiento de Lebac de hoy”, ya que consideró que el inversor que se quiso ir, “ya se fue”.

Esto se debe a que estas Letras “tienen un mercado secundario en el que cotiza todos los días, cotizan en la Bolsa todos los días. Por eso, el que se quiso ir de Lebac se fue, no tiene que esperar este vencimiento”, indicó en Radio Rivadavia.

En el mercado se estima que la renovación de los $617.000 millones de vencimientos de Lebac de la jornada se encontraría en niveles similares a las anteriores colocaciones primarias del BCRA. Es decir, alrededor del 80% del total.

De hecho, se estima que quedarían por ver si se renuevan entre $100.000 millones a $150.000 millones del total, ya que el 60% de las Letras que vencen este martes está en poder de bancos y organismos estatales, como la ANSES, que mantendrían sus posiciones.

Las tasas en esta plaza se ubicaron el lunes en torno al 40% anual, por lo que se considera que la licitación primaria de la jornada convalidará una rentabilidad en torno a ese nivel.

Este martes, en el mercado secundario de Lebac se operó al plazo de 37 días a 40,1% y la de 92 días al 38,20% anual, donde se operó un equivalente en pesos de u$s91 millones.

De esta manera, “de poder mantener controlado el tipo de cambio, se estaría propiciando un nuevo escenario para que todos aquellos que desarmaron la posición semanas atrás, puedan volver al Carry Trade”, es decir, a volver a vender dólares para armar posiciones en pesos y obtener una rentabilidad atractiva en moneda local, afirmó Mariano Di Maggio, asesor de banca privada de InvertirOnline.com. (iprofesional.com)

Descargar Semanario Seis Páginas