SEGUINOS

POSADAS

La gente piensa en alarmas luego de sufrir un robo

Desde una empresa de alarmas domiciliarias y vehiculares observaron que la mayoría de las personas que acuden a comprar o a averiguar el servicio lo hacen luego de sufrir un robo. “Piensan que es muy caro, entonces vienen después de que les haya pasado algo, sin embargo los precios son accesibles”, comentó en declaraciones a /c6 el responsable del lugar, Fernando Insaurralde. Además, agregó que la alarma básica de autos con censores de golpes cuesta 390 pesos con instalación incluida, con lo cual el cliente “ya puede dormir tranquilo porque es una medida segura”, insistió.

Asimismo, señaló que después se puede complementar el servicio con cierre centralizado, alza cristales y un polarizado, pero reiteró que lo esencial es la alarma “básica”.



Por otra parte, Insaurralde consideró mejor invertir por única vez ese monto de dinero antes que pagar más tarde las consecuencias de algún robo. En este sentido, sostuvo que “un seguro alto te incluye el arreglo de un vidrio, pero sino un vidrio sale unos 90 pesos, más el cambio otros 50, todo influye, más si roban un equipo de música”.



La empresa de alarmas se encuentra ubicada en Blas Parera 2944 casi Lavalle, de lunes a viernes en horario comercial y los sábados de 8 a 15 horas.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas