SEGUINOS

Misiones en Baires

¡¡¡La gripe Alerta!!! Todos desconfiados

Respirar “buenos aires” ya no es tan bueno…Capital Federal y el Gran Buenos Aires suman día a día más casos de la gripe A. Es el tema inevitable de conversación entre los porteños. Para colmo se vive muy apretado, no hay muchos lugares para aislarse en la Ciudad Autónoma, donde la circulación diaria de personas supera en cinco veces la cantidad de habitantes de mi querida Misiones. Todos los días en los subtes y colectivos la gente viaja como “sardinas” para llegar a sus trabajos. Como no se puede estar aislado se incorporó una nueva recomendación, estar separado de los que tienen los síntomas. ¿Y el mate? Esa es otra historia del día a día.

06: 15 de la mañana, En la tele habla el Ministro de Salud de Buenos Aires. Mientras pongo el agua para el mate escucho “No conocemos este virus todavía, recomiendo más precauciones y tratar de estar separado o evitar, en lo posible, lugares cerrados con mucha gente”. Más tarde sugiere seguir de receso escolar y da más recomendaciones frente al avance de la enfermedad.


 


07: 00 horas, subo el subte. Hay tanta gente que apenas se puede entrar. Viajamos muy cerca unos de otros, nadie habla. 5 minutos más tarde alguien tose y tratamos de alejarnos de él…pero no se puede, somos mucho. El que tosió ya siente que es el blanco de todas las miradas y todos ya empezamos a acordarnos de su madre. Por suerte llagamos a destino y busco un baño para lavarme las manos…tengo que esperar..la cola en muy larga…


 


07:50 horas…llego a mi trabajo, mis compañeros hoy no quieren tomar mate conmigo, me siento peor que aquel hombre que tosió en el subte y me vuelvo a acordar de las madres de mis compañeros de trabajo. Estoy aislado o separado tomando un mate solo y pesando en el día del amigo.


 


El día transcurre como siempre y nadie logra aislarse de nada, todo es como siempre…el porteño trata de volver a su casa en un horario intermedio entre las horas picos (pensando en el tránsito). Finalmente parece que todos hemos pensado lo mismo y volvemos “colgados” del colectivo, donde cada pasajero es un potencial “enemigo”.


Todos desconfían de todos, viajamos apretados y rezando para que nadie estornude.


 


20:00 horas, llegó a casa. “Antes de abrazar al nene anda al baño” es el grito de bienvenida de mi mujer antes del “Hola mi amor”…En fin…ya en casa…por fin puedo compartir mi mate.


 


Más o menos así se vive hoy transitar por Buenos Aires, la desconfianza que existía por la inseguridad ahora se potenció por la gripe A. Cuando se viaja, el virus viaja con vos. Porque todos suponen que “el otro” puede contagiar.


 


Haa, el Ministro de Salud de Buenos Aires, el medico mediático Claudio Zinc dijo “que lo peor esta por venir” según me cuenta mi mujer entre mate y mate. Ella escuchó al doctor en la radio.


 


Por: Gerardo Strejevich


 


 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas