SEGUINOS

Salud

La hipertensión no tiene cura pero es una enfermedad controlable

image_pdfimage_print

La médica endocrinóloga Carmen Alonso dijo que se trata de una enfermedad muy frecuente y que “todos debemos estar atentos, porque le puede pasar a cualquiera. Muchas veces nos enteramos que somos hipertensos cuando ya tenemos las consecuencias muy encima o en un proceso muy avanzado”.

En ese sentido, la profesional indicó que “estamos acostumbrados a decir ‘yo tengo la presión siempre así’, pero en realidad hay un valor que tenemos que manejar y a partir de ese valor ya decimos que es hipertensión”. Ejemplificó que cuando una persona se mide la presión no debería tener más de 14-8, y si tiene más de ese valor es hipertenso.

“Es muy frecuente que la gente diga no ‘yo siempre tengo alta’, como si fuera que si tengo alta ya está, no va a pasar nada”, contó en comunicación con LT 17 Radio Provincia.

“También hay mucha gente que viene al consultorio y te dice ‘yo tengo presión nerviosa, cuando me pongo nerviosa me sube’. Eso en general no es así porque lo que suele pasar es que cuando uno se pone nervioso, está ansioso o más preocupado es cuando va a la guardia. A esa misma persona, si le pusiéramos por ejemplo el presurometro para medir la presión las 24 horas, probablemente tenga picos de hipertensión en otro momento en que no está nervioso, entonces, eso de que ‘yo tengo presión nerviosa’ no existe”.

¿Se puede curar la hipertensión arterial?

La profesional afirmó que la hipertensión no tiene cura, pero “es una enfermedad absolutamente controlable, hoy en día los mayores estudios que existen son justamente sobre hipertensión, tenemos toda una escala de tratamiento, es controlable”, explicó.

En tanto, afirmó que la actividad física es muy importante porque es parte del tratamiento, “una parte del que tratamiento la hace el paciente y la otra la hace el médico”, subrayó, pero la más importante la hace el paciente, “debe comer comidas con menos sal, tratar de mantener el peso, cuando más peso se tiene más propenso será de ser hipertenso y la actividad física es fundamental, ya que no solamente ayuda a bajar de peso sino que también moviliza las arterias, la hipertensión arterial no es otra cosa que el aumento de presión dentro de las arterias, así que la actividad física es lo fundamental. El hipertenso tiene que generar un hábito para poder convivir con esa enfermedad”.

Alonso contó además que “por ahí el paciente me dice ‘yo tomo todos los días la pastillita’, pero si no están haciendo el tratamiento como la dieta baja en sodio y no estás caminando, el tratamiento está incompleto y la respuesta no va a ser tan exitosa”.

La actividad física es lo más importante

La médica la actividad física es lo más importante y comentó que “caminar, andar en bicicleta, hacer algún deporte, es muy beneficioso para bajar la presión, la respuesta es increíble. Existen estudios sobre personas a las que solamente se les dio tratamiento y a otras solamente se les dio dieta y actividad física y la respuesta de la actividad física es increíble”.

Por otra parte, la endocrinóloga ante una consulta sobre si el consumo del café y el mate aumentarían la frecuencia cardíaca, afirmó que “el mate en general no produce nada, pero sí hay que tener cuidado con la gente que toma mate dulce porque la diabetes y la hipertensión son muy amigas, pero más allá de eso el mate no debería producir nada, en tanto que el consumo de café moderadamente tampoco”, afirmó e insistió en que “debemos tener mucho cuidado con los alimentos salados, hay gente que dice ‘yo no pongo sal a la comida’, pero no hay que olvidarse que los palitos, chicitos, bizcochitos, papas fritas, maníes salados, quesos, las comidas compradas y todos condimentos tienen sal, las carnes deben ser magras, siempre hay que sacarles la grasa al pollo, por ejemplo, y hay que estar atentos y nunca exagerar con la cantidad, todo debe ser en su justa medida”, finalizó.
(Departamento Informativo Radio Provincia)

Semanario Seis Páginas
Semanario Seis Páginas 445