SEGUINOS

POSADAS

La Iglesia advierte sobre el turismo y la explotación sexual de niñas y adolescentes

En el marco del “extraordinario aumento” del turismo que arriba a la Capital Federal y se extiende a todo el país, la Comisión Episcopal de Migraciones y Turismo, de la Conferencia Episcopal Argentina, dio a conocer un comunicado en el que advierte sobre el llamado “turismo sexual” y la explotación sexual de niños, niñas y adolescentes. “Apelamos a nuestros legisladores para que formulen leyes que hagan más explícitas estas informaciones en aeropuertos, puertos y terminales de transporte terrestre, como así también otras que protejan más efectivamente a nuestros menores”.

El comunicado
    
La Argentina está sumando al título de “País Inmigratorio”, también la consigna de “País Turista”. Con entusiasta admiración hemos asistido en estos últimos años a un fuerte incremento de turistas; prueba de esto es la elevación a Ministerio, en 2010, de la otrora Secretaría de Turismo.



    
El turismo está considerado como la tercera fuente de ingresos de la Nación; al mismo tiempo esta industria “sin chimeneas” encierra algunos problemas; entre los que nos preocupan, está la explotación sexual de niños, niñas y adolescentes.



    
Es un flagelo para tantas otras naciones y ha comenzado a serlo también para la Argentina. A nivel mundial se piensa que alrededor de un millón de niños cae en la prostitución todos los años (Datos de UNICEF, 2009).



    
En nuestro país la explotación laboral y sexual de niñas, niños y adolescentes es un delito y se reprime con prisión de hasta 15 años (artículo 145 ter del Código Penal y Ley 26364).



    
Al registrarse relativas denuncias contra este delito de la explotación sexual de niñas, niños y adolescentes, apelamos a nuestros legisladores para que formulen leyes que hagan más explícitas estas informaciones en aeropuertos, puertos y terminales de transporte terrestre, como así también otras que protejan más efectivamente a nuestros menores. Ejemplo de esto es la actitud asumida por el Concejo Deliberante de Río Grande que emitió una ordenanza para el ingreso de menores en hoteles.



    
La Comisión Episcopal para la Pastoral de las Migraciones y el Turismo considera que esta problemática constituye hoy un desafío que no puede ser pasado por alto, dado el período de viajes y vacaciones turísticas que estamos viviendo en todo el país.



    
Consideramos importante alertar sobre esta realidad y solicitamos la colaboración de todas las personas de buena voluntad para la prevención y detección de casos de explotación sexual de niñas, niños y adolescentes, realizando las denuncias llamando al 911.



    
La sede de la Comisión Episcopal está en Laprida 930, Buenos Aires, teléfono: (011) 4963-6889 (secretaria licenciada Marcela Villares). Página web: www.pastoraldeturismo.org.ar ; FacebooK: pastoraldeturismo Argentina.+ (AICA)

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas