SEGUINOS

NACIONALES

La inflación cerró en torno de 2% en julio y agosto ya se perfila con un piso del 1,5%

El traslado a los precios de la devaluación no se percibió en julio pero se anticipa un impacto en agosto, al igual que lo harán los aumentos de prepagas y taxis. La “núcleo” sigue elevada

Según las previsiones de analistas y consultoras privadas, la inflación de julio que el Indec se anunciará el próximo jueves cerró encima del 2%, y dejó un arrastre para agosto, que, sumando los aumentos ya pautados en prepagas y taxis eleva el piso para el índice del octavo mes del año a un 1,5%. Aunque el efecto de la devaluación no se percibe plenamente, sí se observa que persiste la inercia inflacionaria.

Para la consultora Elypsis, la inflación de julio cerró en 2,1% a nivel nacional y en 2,2% en el área metropolitana. Y apunta a que en agosto el nivel de precios suba un 1,5%. 

En la primera quincena, afectaron los aumentos que se autorizaron en los combustibles (7,2% en naftas y 6% en gasoil), los cigarrillos (4%), el servicio doméstico (12%), las prepagas (6%), las expensas por las subas del 12% en los salarios de los porteros. También, la suba en el rubro turismo por las vacaciones de invierno. En la tercera semana, se aceleraron los precios de los alimentos, lo que se revirtió en la cuarta (0,3 a 0,5% intersemanal).

Julio dejó así un arrastre de 1,2 punto para agosto, a los que suma un 0,2 punto por la incidencia del aumento parcial de las expensas y del 5% de las prepagas. "Hay una inflación núcleo que está entre 1,4 y 1,5% y, a partir de ahí, los aumentos tienen un impacto importante", dijo Nicolás Abuchar, economista de la consultora.

El efecto de la devaluación – 13% desde abril– todavía no se observa en el índice de julio, pero no se descarta en el de agosto. Según un estudio de FIEL, en los últimos 18 meses, el traspaso a precios de los saltos devaluatorios desde un tipo de cambio es flotante ha sido menor que el que se observó hasta 2015, con un tipo de cambio cuasi fijo. 

"Los picos inflacionarios han estado atados a los picos tarifarios", dijo Juan Luis Bour, economista de FIEL, porque la inflación de bienes (18,9%) se ha mantenido relativamente baja (1,1% desde mayo), mientras que la de servicios (25,8%) avanzó por los aumentos de los regulados (2,1% en mayo, 1,3% en junio y 3% en julio), respecto del nivel general anual (22,4%).

Para FIEL, la inflación de la Ciudad de Buenos Aires en julio alcanzó 2,1% (con alimentos creciendo 0,4% e indumentaria cayendo 0,1%) y espera que en agosto los precios suban entre 1,4 y 1,5% mensual.

Además de un arrastre estadístico de 0,4 punto de julio a agosto, su informe señaló que "la inflación núcleo se ubicó, por tercer mes consecutivo, por encima del mes anterior (2,1%) debido principalmente a los aumentos dentro de los rubros Vivienda (expensas y alquileres) y Alimentos y bebidas" y que un 70% de los ítems del índice general aumenta. Pero compensó diciendo que mantiene "la tendencia descendente a nivel anual". 

Según la consultora Castiglione & Tiscornia, la inflación de julio alcanzó el 2% mensual (y el 21,1% anual) y estima que el índice de agosto estará entre 1 y 1,5%, por el impacto del aumento de las prepagas y el efecto de la suba de los taxis en los últimos días de julio.

En julio observó aumentos del 3,5% en vivienda (por las expensas), salud (prepagas) y esparcimiento (vacaciones de invierno). Del 2,3% en transporte y comunicaciones (combustibles y los taxis) y en bienes y servicios (cigarrillos y artículos de tocador). Y del 1% en alimentos y bebidas, la menor tasa desde enero, y los de indumentaria bajaron 1,8%.

Fuente: El Cronista. 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas