SEGUINOS

POSADAS

La informalidad del comercio encarnaceno perjudica las iniciativas locales en el rubro

En opinión de un ex propietario de una casa comercial de Posadas, en la vecina orilla tributan solamente el 10 % de impuestos y en muchos casos nada, contra un 50% en Misiones -Nacionales, provinciales y tasas municipales-. A modo de ejemplo recordó el precio que costaba un artículo de juguetería hace algunos años. “Un autito a pila en el Paraguay estaba al público 10 pesos y nuestro costo del mismo, comprado en unos de los importadores directos (por que están tambien los mayoristas -observó-) a mí me salía 13,50 pesos más IVA (21%)”, comentó. “Estoy preocupado por nuestra realidad y la Camara de Comercio nunca estuvo ni está capacitada para resolver estas cuestiones, por eso yo he renunciado a la misma aproximadamente en el año 2001”, expresa en otro párrafo del texto enviado a la redacción de /n6.

Texto enviado



Con mi mayor respeto me dirijo a Usted con el objetivo de disentir en algunas apreciaciones o de cómo se está en algunas veces en contra del comercio posadeño.



En primer lugar parece que nadie entiende los altos impuestos provinciales y nacionales que recaen sobre los comercios. (al parecer los que opinan o no saben o no tributan este tipo de impuestos….)



En la vecina orilla tributan solamente el 10 % de impuestos y en muchos casos NADA, contra un 50% en  Misiones esa es la realidad y que años y años siempre se debate el mismo problema. Hablan como si poner un negocio en la Argentina es muy fácil, (todas las cargas sociales, autónomos, luz, agua, contador etc. etc…) y tampoco se entiende cómo se desconoce que cuando una mercadería importada entra al país los impuestos son 3 veces más que en el Paraguay.



Si alguien me dice en forma efectiva cómo competir con esta asimetría desleal que me lo haga saber, por que quien le escribe tiene 30 años de comerciante, en el año 2005 tuve que cerrar el negocio familiar que teniamos cansados de trabajar para mi socio (EL ESTADO) y ver cómo constantemente (que ya parecía persecución) teniamos inspectores de Rentas, Afip, municipal y Aduana.



Con decirle que un día de Reyes, el dia de más ventas en el negocio, nos cerraron el negocio para revisar si la mercaderia tenía estampillado aduanero y lo más triste del caso que enfrente de mi local y en todas las cuadras habian gente vendiendo mercaderias del Paraguay.



Todo lo que le estoy escribiendo lo puedo comprobar fehacientemente.



Para que usted como periodista tenga un conocimiento cuando sale al aire, le digo a modo de ejemplo: un autito a pila en el Paraguay estaba al público $ 10,00 y nuestro costo del mismo comprado en unos de los importadores directos (por que están tambien los mayoristas) a mi me salia 13,50 $ más iva (21%). Si Usted me dice cómo competir le estaría agradecido por que siempre se habló de los comerciantes de mal forma (lo cual no digo que todos sean unos santos como en cualquier profesión).



En su momento llegué a tener 5 empleados los cuales tuve que despedir con mucho dolor ya que se había formado un grupo muy lindo de trabajo y si alguien sabe de algún empleado nombrado en la vecina orilla compare los sueldos y cargas sociales y después hablamos….



Cuando cerré en el 2005 el último empleado que me quedaba se llevó 25.000 $, por que encima me tocó la doble indemnizacion.



¿Qué es eso de poner un gran centro comercial a la vera de la salida al Paraguay? no piensan en que si pueden acaparar algo, y digo algo de clientes, pero es sacar de otro lado, por ejemplo de los comercios del Centro, para llevarlos ahi, por que el costo (si se tributa como tiene que ser) va a ser el mismo o sea hablando en castellano desvisten un santo para vestir otro, por que la gente va seguir cruzando por una cuestión de precios.



En estos momentos, los gastos, impuestos, etc. son agobiantes. 
                            
Sepa disculpar mi redacción, soy un simple comerciante, preocupado por nuestra realidad y que la Camara de Comercio nunca estuvo ni está capacitada para resolver estas cuestiones, por eso yo he renunciado a la misma aproximadamente en el año 2001.  
                             
Estoy a su entera disposición para cualquier duda o consulta y además tengo mucho más cosas pero no de esta forma sino personalmente. 
 
                                                 
Atte. Carlos A. Gordo
                                                         
Catamarca 2256
                                                         
Tel 440718

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas