SEGUINOS

POSADAS

La madre de Agustina declaró que Diego Méndez era muy violento

Johana Franco, la madre de la nena que en enero pasado fue asesinada por su padre en una humilde vivienda de Posadas, declaró ante el juez de Instrucción Marcelo Cardozo y confirmó que su pareja y único detenido por el hecho era una persona muy violenta. La joven dijo que además de castigar a sus cuatro hijos, la solía tomar del cuello hasta desvanecerla y luego le arrojaba un balde de agua fría para que reaccione.

Johana relató que el día del crimen salió muy temprano de su casa en compañía de su hijo mayor para realizar compras en un supermercado, ya que le habían cargado los fondos en la tarjeta social. Recordó que partió cerca de las 7.00 y retornó tres horas después. Apenas bajó del colectivo le pidió a su hijo que fuera en busca de su pareja, Diego Méndez (21), para que la ayudara a cargar las bolsas con mercaderías.



El chico volvió unos segundos después y desesperado le contó que “Agustina está fría y tiene sangre en la boca”. La mujer corrió hasta la humilde construcción y corroboró que su hija ya estaba sin vida.



Sus otros hijos luego le dijeron que Diego se había enojado porque Agustina hizo ruido dentro de la casa y lo despertó. Fuera de sí, le propinó una feroz paliza y luego le arrojó un balde de agua para que reaccionara, pero la nena seguía en el piso sin signos vitales, motivo por el cual huyó.



La joven madre dijo que Méndez era muy violento. “Le pegaba a todos los chicos y a veces a mi me tomaba del cuello hasta que me desvanecía y me tiraba agua para hacerme reaccionar”.
La mujer juró que recién después del homicidio se enteró que sus cuatro hijos eran abusados por Méndez, quien se encuentra detenido y en las próximas semanas será procesado.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas