SEGUINOS

INTERNACIONALES

La madre de Naiara se desligó de las acusaciones y apuntó contra su cuñado

“Mi hija jamás fue maltratada en casa”, aseguró Mariela Alejandra Benitez, quien dijo que su hija “estaba en el sitio equivocado” cuando su tío la atacó

Las acusaciones cruzadas entre los familiares de Naiara Briones, la pequeña de 8 ochos brutalmente asesinada en España por su tío político, continúan latentes. Ahora, quien rompió el silencio fue la madre, Mariela Alejandra Benítez, acusada por su ex marido y padre de la nena, Manuel Briones, de no permitirle hablar con su hija y que había hechos de violencia previos por parte de la familia española.

"Jamás fue maltratada en casa. Vivía feliz con su familia", afirmó la mujer en diálogo con la agencia EFE.  Y también disparó contra su ex marido: "Durante siete años estuvo sin hacerse cargo de su hija, sin interesarse si tenía leche o no, porque él sólo quería vivir su vida".

Asimismo, dio una nueva interpretación sobre lo que sucedió el día del crimen: "Creo que hubo un momento en que mi cuñado perdió la cabeza, y Naiara estaba entonces en el sitio equivocado".

Sobre posibles agresiones que sufría Naiara, Benítez hizo referencia al bullying que recibía en el colegio: "La llamaban negra, piojosa o mora, y le impedían ir al baño".

A su vez, descartó que hubiera lesiones en el cuerpo sobre un maltrato previo por parte de su actual marido u otros miembros de la familia española: "Si fuera cierto que tenía marcas en su cuerpo de haber sido atada y maltratada, como se dijo tras la detención de su tío, cómo es posible que no hubiera intervenido nadie antes para evitarlo".

"Se han contado demasiadas cosas que no son ciertas", sentenció.

Naiara fue asesinada el jueves en la ciudad española de Sabiñánigo, en donde estaba pasando unos días con su abuelastra y su tío postizo, quien confesó el crimen y quedó detenido. La niña presentaba claros signos de tortura, golpes en todo el cuerpo, señales de haber sido atada, heridas internas y lesiones que presuponen que permaneció de rodillas mientras la golpeaban. Luego de una larga agonía, murió el viernes. Los especialistas que la atendieron corroboraron que la chica había sido víctima de los golpes y los abusos entre las tres de la madrugada y las tres de la tarde.

En diálogo con Infobae, el padre de la víctima, Manuel Briones, manifestó: "Se me terminó el mundo. No puedo dormir por las noches. No puedo describir lo que me pasa por el cuerpo cuando pienso en Naiara. No sé cómo se puede ser tan cruel, cómo alguien puede golpear así a una nena de ocho años. No puede ser que exista gente así".

No veía a su hija desde hacía cinco años cuando a finales de 2011 Alejandra y Naiara viajaron a Buenos Aires para que Manuel les firmara el permiso de viaje a España. Pero la relación todos esos años fue muy mala: "Durante cinco años, apenas podía hablar unos segundos por internet. Ella me inventaba excusas, me decía que estaba con amigas, que se estaba bañando, que no estaba en casa. Yo no podía hablar nunca con ella. Hasta le tenía controlada las redes sociales".

Briones comentó incluso que su ex mujer le había dicho que iba a presentar una denuncia contra su cuñado, Iván Pardo, por haberle pegado a Naiara. Sin embargo, esa presentación nunca se hizo ante la Policía española. (Infobae.com)

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas