SEGUINOS

POSADAS

La mediación: una alternativa para resolver problemas sin llegar al litigio judicial

En el marco de la capacitación sobre la resolución alternativa de conflictos a través de la mediación, el abogado y mediador del Centro de patrocinio jurídico gratuito de la Universidad de Buenos Aires, Gustavo Fariña explicó sobre el funcionamiento de la herramienta en el programa Cadena de Noticias emitido por /c6 y Canal 65 de Cablevisión. Primeramente, remarcó que la mediación funciona como un método para resolver conflictos que no necesitan ser llevados a la Justicia, o en otras ocasiones actúa como un paso previo a una causa judicial.

La Asociación Misionera de Mediaciones hace muchos años que trabaja sobre esta temática en la provincia, pero todavía hace falta una mayor labor en conjunto con la sociedad debido a que implica un cambio cultural en el enfoque de la resolución de conflictos.


La oportunidad de poder acceder a un centro de mediación significa un aporte muy importante a la comunidad para que pudiera tener otra forma de resolver problemáticas.


“Lo que a uno le conviene lo sabe uno mismo, qué mejor opción la poder llegar a un acuerdo de acuerdo a mi consentimiento de eso”, resaltó el profesional. En este sentido, señaló que según estadísticas – sobre casos en la cámara civil – se refleja que el 80 por ciento de las sentencias se incumplen – esto quiere decir que la gente no queda conforme y necesita ejecutoriarla – contra un 70 a 80 por ciento de medicaciones que se cumplen. “La resolución de esto es producto de una reflexión de los afectados, piensan en sus verdaderos intereses y se sienten conformes con eso”, remarcó.


Por otro lado, observó que se vincula este método con el Poder Judicial, y “en realidad no debería ser así”. Muchos abogados recurren a mediadores como paso previo antes de llevar el caso a la Justicia, pero las personas no deberían relacionarlo de este modo. Es una herramienta que está al alcance de la gente y que se encuentra inmersa en un amplio campo, debido a que se puede trabajar en distintos niveles de mediación como el escolar, comunitario, institucional, prejudicial, entre otros.


Con respecto a los mediadores, Fariña remarcó que se busca un grupo interdisciplinario a la hora de trabajar. Esto significa que no sólo un abogado puede formarse en este aspecto, sino que también lo puede hacer desde un psicólogo a un periodista. Esta interdisciplinariedad permite una mirada más amplia sobre las causas que se presenten a resolver.


En la provincia de Misiones, los casos más comunes son los de Familia, y esta realidad no varía mucho a nivel nacional. “Es preferible que muchos temas llevados a juicio pasen primero por la mediación porque se podrá dar otra visión y quizás llegar un resultado más satisfactorio para los afectados que el dictado por el Juez”, expresó el especialista.


Dentro de la esfera judicial donde se encuentran los abogados, en muchas oportunidades existen sentimientos encontrados en la ejecución de este método. En este sentido, señaló que “a veces nosotros – los abogados –  ponemos trabas en el proceso de la mediación por desconocimiento en el temor de perder el trabajo. En las facultades nos han formado para litigar, es lógico pensar que un mecanismo que evita los juicios va en contra de nuestros intereses. Pero en la práctica esto no es así en realidad”.
 
Por otra parte, con respecto a las ganancias de los mediadores, comentó que a veces cobran un sueldo fijo y el servicio brindado es gratuito o en otras ocasiones ganan según el grado del acuerdo, es decir, que cobran por escala. Este es un tema discutido debido a que a veces intentan que la gente pague un monto mayor para que el profesional obtenga honorarios más elevados.


 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas