SEGUINOS

POSADAS

La Mesa de Transporte presentaría un recurso de amparo para que las empresas del sector cumplan con el decreto municipal

image_pdfimage_print

Una nueva reunión de la Mesa Interinstitucional e Intersectorial de Transporte Público de Pasajeros se realizó en la Defensoría del Pueblo de Posadas. Su titular Alberto Penayo, recalcó que “según el decreto 1478 firmado por el Ejecutivo Municipal en diciembre de 2017, el 1ro de junio debería comenzar a regir la segunda parte del aumento de la tarifa del transporte público de pasajeros, pero además el decreto establece el cumplimiento de una serie de puntos orientados a la mejora del servicio, antes de que se concreten nuevas subas, lo cual aún los usuarios no están viendo”.

De la Mesa participaron representantes del Ministerio de Derechos Humanos de Misiones, los concejales posadeños Miguel Acuña, Diego Barrios y Pablo Velázquez, referentes del partido político Arandú; y de las organizaciones sociales Movimiento Evita, Movimiento Social Misionero y Guaraní; la Asociación de Usuarios del Transporte Público de Pasajeros; representantes de los barrios Sol de Misiones II y Yacyretá, entre otros.

Tras el encuentro se rubricó un acta en la que, entre muchos temas, concluyeron la necesidad de conocer los detalles del contrato de concesión del servicio de transporte urbano de pasajeros, para ver las obligaciones reales de las prestatarias y analizar, incluso, si es necesario readecuarlo.

Por su parte, Penayo comentó que la Defensoría participó de las mesas acordadas en el decreto, de igual forma que la Dirección de Transporte de la Municipalidad y las empresas prestatarias del servicio, Bencivenga por un lado y las representadas por Empresarios Unidos del Transporte Automotor (EUTA), por el otro.

“Entre las respuestas que dan a la Mesa, desde EUTA sostienen que la construcción, colocación y mantenimiento de los refugios es responsabilidad de la Municipalidad”, y por ende no avanzan en el cumplimiento de los puntos establecidos por el decreto municipal, por lo que queremos saber realmente hasta dónde llegan la responsabilidad y obligaciones de los transportistas.

Además, indicó que “con respecto al transporte para personas con discapacidad, desde EUTA –sector que más obstáculos ha puesto al cumplimiento de las exigencias establecidas en el decreto anteriormente mencionado-, argumentan que por dificultades mecánicas no se puede sostener el servicio y proponen facilitar a la Municipalidad una combi para el transporte de estas personas”.

También Penayo, enfatizó que desde la Defensoría del Pueblo se presentó una propuesta para la capacitación de los choferes, otro de los puntos requeridos a las empresas.

En tanto que señaló que desde la firma Bencivenga se ha cumplido con los puntos del decreto en un alto porcentaje: han colocado refugios, han mejorado las unidades y colocaron algunas líneas de refuerzo. Sin embargo, no sucede lo mismo con las empresas de EUTA, que por el contrario expresan la disconformidad con el decreto.

“Desde EUTA pretenden desconocer el decreto, se han vencido los plazos para refrendar el decreto y este permanece vigente. Las empresas no pueden decidir qué puntos cumplir y cuáles no, ya que es ley vigente. En caso de desconocerlo, deberían además desconocer la concesión del aumento”, coincidieron los presentes en la Mesa llevada a cabo el lunes pasado.

En ese sentido, propusieron presentar un recurso de amparo con el objetivo de lograr “el pleno cumplimiento” del decreto por parte del sector representado por EUTA.

Los vecinos de Sol de Misiones II señalaron que desde el 2016 están pidiendo que los colectivos ingresen al barrio, mientras que desde las empresas les responden que no habrá colectivos cuando llueve, los sábados, domingos ni feriados, a la vez que se negaron a colocar refugios.

También remarcaron que el argumento de los empresarios es que si quieren que el colectivo entre al barrio, primero los vecinos tienen que demandar a la Municipalidad el empedrado de las calles.

“De 500 familias que constituyen el barrio, 31 personas presentan alguna discapacidad y 29 son adultos mayores, solamente la línea 88 entra al barrio y no cubre las necesidades existentes, en tanto que no hay una conexión entre el barrio Sol de Misiones y el barrio Itaembé Miní, que es el lugar donde recurren a los centros de salud y centros educativos”, reclamaron los vecinos presentes en la Mesa.

Finalmente, también indicaron que en la avenida Zapiola no hay iluminación en las paradas de colectivos, y se corrieron de lugar las mismas y colocaron nuevas sin estar señalizadas, generando confusión en los usuarios.

Semanario Seis Páginas
Semanario Seis Páginas 445