SEGUINOS

NACIONALES

“La meta es el 17% de inflación para este año y de 8% a 12% para el que viene”

El presidente Mauricio Macri aseguró que su objetivo principal en cuanto a la inflación es terminar su mandato en 2019 “con un dígito”. Además sostuvo que para este 2017 buscarán que el costo de vida sea “del 17 por ciento” y que para el año próximo sea “de 8 al 12 por ciento”.

"La meta es el 17 por ciento para este año, y el año que viene de 8 a 12", precisó Macri en declaraciones formuladas al canal América, y enseguida reiteró que seguía vigente su promesa de terminar la gestión con "una inflación de un dígito".

El mandatario nacional afirmó que "el país va a crecer más el año que viene, porque mucha gente va a apostar por el futuro y va a venir y va crear más empleo".

"Vamos a plantear una reforma tributaria para que no maten al ciudadano cuando quiere salir adelante", señaló. 

Además, agregó: "Yo tengo un compromiso con los argentinos por el tiempo que me lo demanden, (hoy) no podemos hablar de una reelección. Después de ser presidente, no voy a seguir en otro cargo, no me voy a reciclar por otro lado, pero siempre voy a tener mi compromiso con el país".

En tanto, aseguró que durante el gobierno kirchnerista "hubo estafas sistemáticas y un sálvese quien pueda", al tiempo que consideró que el país quedó "al borde de ser Venezuela" y que su antecesora, Cristina de Kirchner "tiene un problema psicológico porque debe creer que todavía tiene el mando en la Argentina".

Además, remarcó que la gestión anterior "buscaba culpables a los problemas que había", pero esta trata de "buscar soluciones".

El presidente criticó a su antecesora cuando hablaba de su relación con el Papa Francisco.
"Con el Papa tengo una buena relación, la misma que tenía cuando era jefe de Gobierno y él era Jorge Bergoglio. Él tiene la tarea de contener, de taponar, de poner la otra mejilla y es lo que intenta. Profesa el perdón y siento que es así, es el Papa de todos los fieles, no solo de Argentina. Quiero que venga a la Argentina y va a ser así", indicó.

Cuando se lo consultó por un posible enojo suyo porque el Sumo Pontífice no intercedió en el cambio de mando, el Presidente arremetió contra su antecesora y precisó: "Por ahí lo intentó y no se supo. No lo llamé para pedirle eso porque era algo que seguro no iba a tener éxito, porque ella tiene un problema psicológico, debe creer que todavía tiene el mando en la Argentina".

Por otra parte, el mandatario nacional aseguró que "la Argentina está creciendo y va a estar entre los países más importantes del mundo" y sostuvo que "los que gobernaron en los últimos años se hicieron ricos".

"Hoy en la Argentina se está generando trabajo, hay 140 mil puestos de trabajo de junio a junio", señaló el jefe de Estado.

Además, precisó que se está "en una crisis educativa tremenda" y afirmó que en la gestión kirchnerista "se negaba el avance del narcotráfico".

"Nosotros le estamos dando una gran batalla al narcotráfico, como nunca se vio. Esta gente es la peor de todas las mafias que hay que combatir en el país, porque destruye a las familias", indicó.

También señaló que otros "grandes desafíos" que tiene en su gestión es el de lograr "un sistema judicial eficaz", luego de haber tenido "connivencia con el poder político".

"Hoy con las marchas que se hacen les estamos diciendo que queremos el fin de la impunidad. Que los jueces que se nombran sean los mejores, no el amigo de tal o cual. Hay que cotar el cordón umbilical entre la Justicia y la política", detalló.

Asimismo, Macri aseguró que van "a plantear mejoras en la calidad institucional, mejorar la educación y realizar una reforma tributaria para que no maten al ciudadano cuando quiere salir adelante".

"Todo eso sin que nadie se crea ser el dueño de la verdad y del poder", precisó.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas