SEGUINOS

INTERNACIONALES

La montaña de pruebas nucleares de Corea del Norte podría haber colapsado

Un estudio realizado por geólogos de la Universidad de Ciencias y Tecnologías de China afirma que el sitio de pruebas nucleares Punggye-ri de Corea del Norte, ubicado bajo la montaña Mantapsan, se derrumbó como consecuencia de las explosiones.

Los autores del estudio, Tian Dongdong, Yao Jiawen y Wen Lianxing, aseguran que un temblor de magnitud 6,3 que tuvo lugar ocho minutos y medio después del ensayo nuclear del 3 de septiembre de 2017 fue “un colapso casi vertical en el sitio, hacia el centro de pruebas nucleares”, seguido por un “enjambre sísmico” -unos cuatro terremotos- que se sintió en la provincia china de Jilin, fronteriza con Corea del Norte, y también en la ciudad rusa de Vladivostok.

Corea del Norte describió el artefacto detonado como “un arma termonuclear de un extraordinario poder explosivo”. El estudio, que será publicado en la revista Geophysical Research Letters, describe la réplica sísmica que siguió segundos después como la “destrucción rápida de una chimenea de roca agrietada generada por una explosión debido al colapso de la cavidad”.

En el documento, los geólogos chinos recomiendan “continuar el monitoreo de posibles fugas de material radioactivo que pudieron haber sido causadas por el colapso” del sitio de pruebas bajo el monte Mantapsan. “El derrumbe condena a no utilizar las infraestructuras subterráneas del monte Mantapsan para realizar ensayos nucleares”, estiman los autores.

Estos informes coinciden con el estudio conjunto del Instituto de EE.UU. y Corea de la Universidad Johns Hopkins, que atribuye al “síndrome de la montaña fatigada” los eventos sísmicos registrados cerca de Punggye-ri tras el ensayo subterráneo de una bomba de hidrógeno de 250 kilotones.

 

NORSAR un grupo con base en Noruega que observa las pruebas nucleares, estimó que la prueba norcoreana fue 10 veces más potente que las anteriores y que tenía una capacidad explosiva de 120 kilotones, mientras que, en comparación, la capacidad explosiva de la bomba nuclear lanzada por Estados Unidos en Hiroshima en 1945 se estimaba en 15 kilotones.

 

Dicho síndrome suele ser resultado de múltiples detonaciones subterráneas que alteran considerablemente las características de la masa rocosa circundante, informó el New York Times. “Las explosiones nucleares liberan enormes cantidades de calor y energía, y se cree que la prueba más grande del norte en septiembre había vuelto inestable el sitio en el noreste de Corea del Norte”, indica el NYT. Las explosiones provocan una extensa fractura de las rocas que va creciendo e incrementan la permeabilidad de la masa rocosa y de algunas fallas tectónicas.

 

De las seis pruebas nucleares subterráneas que Corea del Norte llevó a cabo hasta hoy, cinco tuvieron lugar supuestamente en los túneles cavados bajo el monte Mantapsan, en la provincia de Hamgyong del Norte. El gobernante norcoreano, Kim Jong-un, quien estaría informado del caso, anunció la suspensión de las pruebas nucleares y de misiles a partir del 21 de abril y el cierre del sitio de ensayos nucleares Punggye-ri.

Fuente: Perfil.

Descargar Semanario Seis Páginas