SEGUINOS

EDITORIAL

La Nación pretende que las Provincias sean la variable de ajuste de sus desaciertos

De sobresalto en sobresalto. Una y otra vez se pretende hacer de las Provincias la variable de ajuste. Tanto como a los sectores más vulnerables de la sociedad, sobre los que impacta de lleno la alocada carrera del dólar, la “liberalización” de las tarifas. El viernes, los precios de los fideos se habían disparado al compás de la disparada del precio de la harina. Hubo marcas que llegaron a cotizarse as 40 y 50 pesos. Algunas alcanzaron los 65 pesos. No habían arribado todavía a las góndolas los “precios cuidados”. Y podía advertirse a los compradores detenerse ante cada producto que debían adquirir para ver cuál era el más barato, sin importar ya las marcas. En las farmacias, los medicamentos habían seguido la espiral del dólar. Y en algunos casos, no había reposición.

“A cada momento, pasan nuevos precios” se justificaba la empleada de un supermercado con la maquinita remarcadora en mano. En otros comercios sumaron las lectoras de barra a las que puede recurrir el comprador para verificar valores.

“Tuvimos tres días de tranquilidad, pero todavía no pasó la tormenta”, advertía de su parte el mismísimo presidente Mauricio Macri en una conferencia de prensa desde Mendoza, donde había asistido a un evento de la industria vitivinícola. Y ponía expectativas en un par de cuestiones: “esperamos aprobar el Presupuesto en breve, que junto al acuerdo con el Fondo nos permitirá dar tranquilidad para recuperar el crédito en el sector privado, poner en marcha la inversión y la economía. Esperemos que esta sea la última vez que pasamos por una crisis”. Como si la crisis fuera algo importado, solamente importado.

El Gobierno suspendió el traspaso de la tarifa social de electricidad a las Provincias

Y ese mismo viernes en un comunicado de apenas un renglón el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne informó que se dejaba sin efecto la resolución de Energía por la cual se decidía (¿de la noche a la mañana?) trasladar a las Provincias la tarifa social eléctrica. Que para Misiones iba a significar nada menos que tener que desembolsar 25 millones por mes. Rápidos de reflejos dos senadores, Maurice Closs y Maggie Solari, salieron a rechazar la medida cuando se conoció (el día anterior, jueves). El sobresalto se había sumado a la suspensión del subsidio al transporte anunciado a mediados de semana. Casi en simultáneo con la socia fundadora de Cambiemos al anunciar en su cuenta de Twitter que los argentinos vivirán en los próximos meses los peores momentos de la historia de la Argentina (¿?).

Rechazo de Senadores de Misiones a la pretensión de Nación de trasladar a Provincias la tarifa social eléctrica

En la semana, se sucedieron reuniones entre el Gobierno de la Nación y los ministros de Hacienda de las Provincias con la mira puesta en el Presupuesto 2019, tratativas que deberán cerrarse en el encuentro del Presidente con los Gobernadores. En ese marco, las Provincias están buscando poner un cese a la tendencia a trasladarle responsabilidades que le caben al Ejecutivo nacional. El Fondo Federal Solidario de la Soja, es uno de ellos, pero también el Fondo Especial del Tabaco que, como siempre, se pretende recortar. El intento por revertir la situación conlleva un freno a la rebaja de los impuestos provinciales, única fuente de ingresos propios de las Provincias. La Nación eliminó impuesto a los sectores más concentrados ni bien Macri asumió la gestión. Es decir, resignó ingresos y pretende que la factura la paguen quienes nada tuvieron que ver con esa determinación. Ni con la “reposición” de las “retenciones” contempladas en pesos para exportaciones que se cotizan en divisas. Porque curiosamente, pesifican “impuestos” a quienes tienen la mayor rentabilidad y dolarizan las tarifas que pagan hasta jubilados de ingresos mínimos y desocupados.

El Gobierno suspendió el traspaso de la tarifa social de electricidad a las Provincias

Con planteos, Passalacqua confirmó que irá a la reunión con el presidente Macri

 

Descargar Semanario Seis Páginas