SEGUINOS

POSADAS

La nena que era maniatada fue internada en el Hospital de Pediatría

Una mujer que se dedica a la venta de chipas en la zona bancaria de Posadas, quedó detenida en la noche de este martes, luego que la Policía allanara su vivienda y hallara indicios claros que maniataba con cinta de embalaje a una nena de dos años que no es su hija pero desde 2009 se hallaba bajo su cuidado. Fuentes policiales dijeron que Rocío Belén fue llevada al Hospital de Pediatría “Fernando Barreiro”, donde quedó internada con hematomas en la región frontal, cadera y brazos, pérdida de cabello en la zona temporal y lesiones en muñecas y piernas que indicarían que efectivamente quedaba maniatada en el baño mientras la mujer trabajaba en la zona céntrica de la ciudad.

Tal como lo adelantara en exclusiva Noticiasdel6.com, en la noche de este martes, el juez de Instrucción Fernando Verón y miembros de la Comisaría de la Mujer allanaron una vivienda del barrio 7 de Agosto, en Itaembé Miní, donde reside la imputada -es de apellido Zarza Méndez- junto a su concubino, varios hijos y otros pequeños que están a su cuidado, entre ellos Rocío Belén. El procedimiento comenzó cerca de las 20.00 y finalizó a la medianoche.



La Policía encontró en la vivienda un rollo de cinta de embalaje y también restos de la misma en un cesto de basura, elementos éstos que fueron secuestrados como parte de la causa.



La investigación se disparó en horas del mediodía cuando José Benítez Escobar se presentó en la Seccional Sexta con una fotografía donde se veía a una pequeña acostada en el piso, atada de pies y manos. La foto fue tomada por el hijo mayor de la mujer que ahora está detenida.



Según trascendió, en la vivienda residía la imputada junto con su concubino, cuatro hijos y otros tres menores que no serían sus hijos pero habrían quedado a su cuidado.



Con respecto a la pequeña Rocío Belén, la Policía ya logró identificar a su madre en base a una exposición realizada el año pasado ante la Comisaría de la Mujer, donde la mujer dejó constancia que dejaba a la nena al cuidado de Zarza Méndez. Anoche los investigadores llegaron al domicilio declarado por la mujer, pero no la encontraron.



El juez Verón dispuso que la chipera quede detenido, mientras que su concubino quedó en libertad, al cuidado de los demás integrantes de la familia.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas