SEGUINOS

POSADAS

La ocupación irregular de tierras, un problema del presente que condiciona el futuro

Problemática histórica de la provincia, especialmente en la zona fronteriza con Brasil. En El Soberbio, el 80 por ciento de las tierras de esa área geográfica está en situación irregular. En el programa /6p, que se emite por /c6, presentaron un informe especial sobre la presencia de familias de brasileños que habitan en forma irregular sobre tierras fiscales y privadas. La gente llega a esos lugares como también lo hicieran sus antepasados y -como ellos- así se fueron apropiando de las parcelas paulatinamente. Sus pobladores se comunican en portuñol, como la mayoría de los que viven en esa región misionera. Esto es así porque fueron brasileños los primeros en habitar esas tierras, según explicaron en el envío televisivo. El precio de las tierras en los 90 fue de 380 a 460 dólares estadounidense la hectárea, a la fecha se consiguen por  1500 a 2000 de la misma moneda.

En relación a El Soberbio se habían adquirido varias hectáreas con destino a productores que se encontraban sin tierras, éstas se caracterizan por su producción al ser tan fértiles.


Quienes habitan actualmente esas tierras reconocen en una de las entrevistas que están en terreno ajeno, y cuentan que los dueños nunca aparecieron; por eso la gente fue ocupándolo.


Un vecino fue comprando de otro vecino, de esta manera pasando de mano en mano, desconociendo quién ha sido el dueño  realmente.


El precio de las tierras en la década del `90 fue de 380 a 460 dólares la hectárea, a la fecha se consiguen por  1500 a 2000.


Durante la visita por el lugar uno de los vecinos dijo que fueron muchas personas que se acercaron a reclamar esas tierras habitadas por intrusos, pero nunca aparecieron los comprobantes donde especificaría que son propietarios. Todo quedó en la nada, comentó uno de los vecinos.


En ese lugar hay personas que hace más de cuarenta años vive en esas condiciones pero espera en un futuro no muy lejano solucionar este inconveniente, que terminaría perjudicaría a su familia. “Mientras se estÉ así ocupando, irregularmente, nadie sabe si es dueño o no”, explicó el vecino del lugar más reconocido como zona de Salvatore.


Hay quienes tienen en mente que deben regularizar la situación, si bien el pago al ocupante anterior ante un escribano son las únicas pruebas, no significa que todo está resuelto, pero sabiendo que esas tierras aún no están pagadas como corresponde.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas