SEGUINOS

INTERNACIONALES

La ola de frío polar en Estados Unidos llegó hasta Florida, donde nevó por primera vez en 30 años

La tormenta invernal que azota la mayor parte de Estados Unidos desde hace varias semanas llegó al estado de Florida, usualmente cálido, con algunas centímetros de nieve.

En Tallahassee, la capital del "Estado del Sol", se vieron caer los copos de nieve por primera vez en 28 años como lo pronosticó el Servicio Meteorológico Nacional. 

"Está nevando en Tallahassee. Es emocionante pero tenga cuidado si conduce y no se exponga al frío por mucho tiempo sin el equipo adecuado", advirtió el Departamento de Policía en Twitter, en donde publicó un video en el que se ve caer la nieve. Las autoridades locales ordenaron el cierre de varias carreteras debido a la alta probabilidad de que en ellas se acumule hielo. 

Además, en al menos cinco condados del estado, las clases que serían retomadas hoy por millones de estudiantes tras el descanso de fin de año fueron canceladas, mientras que al menos tres atracciones de Walt Disney World, en Orlando, fueron cerradas a causa del clima. 

Se prevé, que entre el jueves y el viernes en la ciudad de Miami y sus alrededores se sientan temperaturas mínimas de cuatro grados Celsius y máximas de 15. 

El NWS indicó en su más reciente reporte que la tormenta cubrirá con lluvia helada y nieve toda la costa este desde el norte de Florida hasta el estado de Nueva Inglaterra. A su vez, adviritó que ésta "puede producir vientos fuertes y dañinos con posibilidad de árboles caídos y cortes de electricidad". 

La ola de frío polar bate récords históricos y provocó al menos la muerte de 11 personas en las últimas 24 horas, según informaron los medios locales.

Cinco de las víctimas registradas a causa de la exposición a las bajas temperaturas provocadas por una masa de aire ártico son del estado de Wisconsin, cuatro de Texas, una de Dakota del Norte y otra de Misuri.

De los que perecieron en Texas, dos eran personas sin techo que se encontraban en la ciudad de Houston, según señaló el cuerpo de policía.

Lagos, estanques, orillas de ríos o piscinas privadas congeladas son algunas de las escenas que deja la ola de frío, que obligó a suspender algunas celebraciones tradicionales por el nuevo año y que ya había provocado tres muertes en los dos últimos días de 2017. 

El 2 de enero se contabilizaron nuevos mínimos que acabaron con récords mantenidos durante décadas, como el de Dayton, en Ohio, donde los 25 grados bajo cero registrados superaron con holgura la marca previa de 1898; o en Salisbury, en Maryland, con unos 14 bajo cero que rompen el anterior mínimo de 1918.

Fuente: Ámbito.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas