SEGUINOS

EDITORIAL

La pobreza gana adeptos en Europa, mientras en Argentina y Misiones sigue aumento del consumo

En un contraste impensado y a ojos vista no advertido por ninguno de los gurúes de la economía de mercado, este verano encontró a la Argentina con crisis energética por mayor demanda y baja inversión y a Misiones mejor posicionada luego de inversiones que fueron mejorando el servicio eléctrico. Y a la Eurozona con la profundización de una de las peores crisis generadas por políticas neoliberales que amenazan con superar largamente los padecimientos sufridos por la Argentina y Misiones en el 2001.

En el Reino Unido se ha acuñado el término “pobreza energética” (fuel poverty) para un creciente porcentaje de la población que sobrevive el eterno y durísimo invierno británico sin calefacción, porque no pueden hacer frente a las cuentas.

“Grecia vive una crisis humanitaria peor que la de Argentina del fin de la convertibilidad en 2002. Ha crecido la pobreza absoluta y relativa. El sistema de salud ha colapsado, la gente no puede prender la calefacción, los bancos de comida están a la orden del día”.

Son éstos algunos de los informes relativos a miles y miles de personas empujadas a la pobreza en el duro invierno que padece el hemisferio Norte en este enero de 2014. Según Eurostat, en 2012 unos 124 millones de personas (24.8% de los 28 países de la UE) estaban en “peligro de pobreza o exclusión social”. En 2008 la cifra era del 17%.

Curiosamente, estas informaciones son poco difundidas por los medios concentrados argentinos que, en cambio, hicieron foco en la falta de energía padecida por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en especial algunos de sus vecindarios. Las barbas recortadas del vecino, sin embargo, alertaron al Gobierno de Misiones. Maurice Closs ordenó el 31 de diciembre del 2013 que se abonara lo que restaba para la traída a la Provincia de los cuatro generadores de electricidad que completaban el paquete de siete, cuya construcción había sido encomendada para mejorar la transformación y el transporte de energía.
Y más allá de las críticas de un par de medios que responden a determinadas ideologías políticas, el Gobierno exhibe logros: un fin de año en paz, con el amago de rebeldía policial superado; un verano sin tantos cortes de energía a pesar del intenso calor y el aumento de la compra de acondicionadores de aire. Las familias que ya tenían un aparato incorporaron el segundo. Las que no los tenían compran el primero. Los que no pueden afrontar estos costos, compran piletas de lona que instalan en los patios domiciliarios y se avienen a pagar más por el mayor consumo de agua.
En todos los casos, sin embargo, el tema es el aumento de consumo, la posibilidad de mejorar calidad de vida. Y aunque todos admiten que éste será un año complejo, nadie parece dispuesto a cambiar de rumbo, como no sean aquellos que llevaron a la Argentina, a Misiones, a la peor crisis de sus respectivas historias.
El contexto internacional es ciertamente preocupante y para nada favorable al desarrollo de las naciones del Hemisferio Sur. Por eso seguramente la gobernabilidad demandará de un gran juego de cintura. Flexibilidad para adaptarse a las diferentes situaciones, atendiendo la demanda de la gente. O, en otras palabras, hacer honor a lo mejor de la política: la búsqueda del bienestar general.
Hay además, en el nivel local, un cambio de perfil del Gobernador que no ha descartado totalmente cambios en el gabinete si la comodidad de funcionarios afecta el proyecto político en ejecución. El mandatario está enviando mensajes hacia adentro pidiendo gestión y agenda, porque ha sido él el único que afrontó todas las decisiones y las críticas lo tuvieron por exclusivo destinatario. 
Cada quien debe revalidar a diario los méritos que los llevaron adonde están. Closs y el presidente de la Legislatura Carlos Rovira mantienen una estrecha relación en estos tiempos, en que llevan un cercano análisis del contexto nacional. Ambos siguen liderando la Renovación pero se requiere de funcionarios que hagan mérito, que generen agenda, que se anticipen a las demandas sociales, escuchando a la gente. Las próximas candidaturas deberán definirse en mérito a la acción desplegada por una dirigencia que pareció aletargarse, luego de las elecciones.
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas