SEGUINOS

POSADAS

La Policía esclareció el homicidio del barrio A-4

Un vecino de Rubén Ignacio Díaz aportó los primeros datos que permitieron identificar al autor del hecho, que ya había comercializado todo lo robado. La víctima había sorprendido al ladrón dentro de su propiedad. Hubo una pelea y el dueño de casa fue asesinado a golpes con una regla metálica de albañil. Las cosas que sustrajo de la vivienda las comercializó en el mismo barrio por unos pocos pesos. El homicida fue detenido en cercanías de La Placita.

En menos de cuatro horas, la Policía logró esclarecer el homicidio de un hombre que vivía solo en la casa 17, manzana 233 del barrio Nueva Esperanza, en Posadas. El autor del hecho fue detenido a las 11.30 por policías de la Dirección de Investigaciones que lo hallaron en cercanías de La Placita.



Fuentes policiales indicaron que resultó fundamental el relato de un vecino de Rubén Ignacio Díaz (54). El hombre se levantó a la 1.30 al escuchar ruidos extraños y luego una discusión. Al asomarse por una ventana vio que la víctima había sorprendido en su patio a un ladrón, con quien se trenzó en lucha.



Díaz había salido armado con un cuchillo, pero el ladrón lo golpeó en la cabeza con una regla metálica de albañil, provocándole una fractura de cráneo y luego la muerte.
Con el dueño de casa tendido en el patio, ya sin vida, el malviviente sustrajo una motoguadaña, un televisor de catorce pulgadas y un equipo de sonidos. Todas las cosas fueron vendidas esa misma madrugada en el barrio, incluso en la misma manzana en la que residía la víctima.



Los compradores, que dijeron haber actuado de “buena fe”, apuntaron a un joven apodado “Mangueruli”, quien tiene antecedentes por delitos contra la propiedad.
Con la colaboración de la Dirección de Investigaciones se logró la detención del sospechoso, identificado como Alejandro Ramón Méndez (27), quien quedó alojado a disposición del juez de Instrucción Fernando Verón.



En el lugar de la pelea se secuestró la regla utilizada para agredir a Díaz, además de algunas prendas con manchas de sangre. Además, se recuperó la totalidad de lo sustraído.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas