SEGUINOS

POSADAS

La realidad es insoslayable y el reconocimiento, impostergable

La primera vez que el presidente Mauricio Macri invitó al gobernador Hugo Passalacqua a sumarse a la comitiva,que lo acompañaría en su gira al exterior, estuvo fundada en lo que el Jefe de Estado conocía de la gestión del gobierno de Misiones. Consideraba que podía mostrar un Estado provincial ordenado. Pero la relación recién comenzaba y la gestión estaba en pañales. Habría de transcurrir desde entonces situaciones que pusieron a prueba ese relacionamiento, mientras a nivel nacional se adoptaban decisiones que modificaban la macro economía e impactaban en Provincias, empresas, individuos. A Misiones muchas veces le tocó bailar con la más fea, cuando las asimetrías la retrotrajeron a situaciones superadas de desigualdad en el comercio de frontera. O cuando su electrodependencia hacía sentir más aquí que en otros lugares del país el aumento de la tarifa.

La adversidad, sin embargo, encontró en estas tierras una actitud distinta del gobierno de la Provincia respecto del contexto nacional y el relacionamiento con la Casa Rosada. En primera instancia hizo lo que la distinguió siempre: en lugar de quejarse actuó. Buscó soluciones propias, alternativas, al tiempo que hacía notar, desde el respeto y con fundamentos, la situación planteada. Imaginó un Ahora Misiones que impidió el empeoramiento de la crisis comercial. Con la tarifa eléctrica ocurrió otro tanto: morigeró el impacto residencial e industrial. Subsidió hasta donde pudo a las empresas. Ordenó una auditoría en Emsa que le permitiera identificar problemas y buscar soluciones. Hubo cambios en la conducción de la prestataria y un plazo ahora de 2 años para avanzar en soluciones de fondo destinadas a superar el déficit recurrente.

Claro que toda la gestión seguía contando con una política fiscal transparente, fundada en la rentabilidad del contribuyente. La generación de recursos siguió así posibilitando las políticas públicas, sosteniendo empresas, fuentes de trabajo, ingresos. Misiones sigue sosteniendo de este modo el sitio alcanzado en el ranking nacional de economías provinciales: el octavo puesto.

No es extraño, en consecuencia, que en este nuevo viaje del presidente Macri al exterior, el gobernador Passalacqua sea el que llama la atención de los periodistas que acompañan la gira y motive una conferencia de prensa. Conferencia en la cual el Gobernador habla de la solidez política de la Argentina, porque lo económico siempre tiene arreglo.

De hecho ése fue el compromiso asumido desde el primer momento: asegurar la gobernabilidad, dando el voto en el Congreso a las medidas adoptadas para cumplir con el programa de la gestión del Presidente. Podría hablarse de inteligencia estratégica: buscar siempre un escenario pacífico en el que son posibles las realizaciones.

La palabra empeñada se cumplió y hoy llegan los reconocimientos del Jefe de Estado, según trasciende de la primera jornada cumplida en Moscú: mucha charla privada, con temas variados. En el fiscal, reconocimiento al esfuerzo y orden de Misiones . “Me tapaste la boca con lo fiscal” le dijo Macri al Gobernador. Razones: legislación dinámica y vanguardista. Gestión austera.

Y fue más allá, Macri destacó el orden impuesto en Emsa, considerando acertadas las medidas tomadas por Passalacqua.  Hace menos de un año atrás –abril de 2016, para ser precisos- había criticado fuertemente a la prestataria provincial, indiferenciándola de las otras empresas provinciales del país. Hoy su posición es distinta, es más, hasta lleva a un elogio. De hecho, Macri asume una postura criteriosa, amplia, que deja atrás toda mezquindad y se distancia de la pequeñez exhibida, por caso, por legisladores provinciales de la UCR, el socio de Cambiemos que prefirió iniciar el nuevo período legislativo dividiendo el bloque parlamentario.

Lejos de tal estrechez de miras, puede decirse por lo tanto que,en el inicio de este nuevo año,se muestra muy sólido el relacionamiento con la Nación. Que, además, se suma al pedido del Presidente a sus ministros de atender el teléfono cuando llama un determinado grupo de gobernadores –entre ellos, el misionero-.  Aunque ahora, el perfil de Passalacqua sobresale como el principal interlocutor provincial y muestra la posibilidad de transitar hacia el 2019 un sendero de paz política e institucional. Basamentos que atraen inversiones. “El que viene a la Argentina a poner dinero se fija en lo político. Lo económico se arregla. Pero nadie pone capital donde hay incertidumbre política”, le aseguró el Gobernador a los periodistas que lo entrevistaron en Moscú. Más claro, imposible.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas