SEGUINOS

Educación

La Unam desarrolla su Plan de Gestión de Datos

image_pdfimage_print

La Universidad Nacional de Misiones trabaja en el desarrollo del Plan de Gestión de Datos, en el cual se almacenará y depositará toda la producción científica y de investigación desarrollada en la institución. El Repositorio Institucional Unam (RIDUNaM) tendrá su lanzamiento oficial en el 2018.

A fin de conocer los detalles de este nuevo modo de almacenamiento de información, la comisión Ad Hoc, que lleva a delante el proyecto, describió el funcionamiento de esta herramienta que será de acceso público y gratuito.

¿Cómo podríamos definir al repositorio?

Los repositorios digitales son un espacio en el cual se depositará la producción científico-tecnológica resultante del trabajo, formación y/o proyectos, financiados total o parcialmente con fondos públicos, de investigadores, tecnólogos, docentes, becarios de posdoctorado y estudiantes de maestría y doctorado de la universidad.

Esta producción abarcará al conjunto de documentos (artículos de revistas, trabajos técnico-científicos, tesis académicas, entre otros), que sean resultado de la realización de actividades de investigación. En definitiva, un repositorio institucional es un gran archivo digital accesible a través de internet que oficia de soporte de la producción intelectual.

¿Cómo se plantea su funcionamiento?

El RIDUNaM pretende constituirse en una plataforma que agrupe comunidades y colecciones temáticas representativas de los recursos presentes en todas las unidades académicas y escuelas de la Unam, con la finalidad dar acceso público y gratuito a la producción intelectual resultante del trabajo, formación y/o proyectos.

Asimismo, se espera que las políticas institucionales contemplen el acceso público a los datos primarios de investigación a través de instrumentos y bases de datos que permitirán su gestión y preservación a largo plazo. Su finalidad es constituirse en un sistema de información que reúna, preserve en el tiempo y otorgue acceso abierto a la producción intelectual que se genera en el contexto de las distintas unidades académicas de la Unam.

Y así convertirse gradualmente en una herramienta clave de la política científica y académica de toda la universidad; y protagonizar el crecimiento y la consolidación de la sociedad del conocimiento. Se busca aumentar la visibilidad de los contenidos resultantes de las investigaciones generadas con fondos públicos y, el impacto del trabajo realizado por la comunidad científico-técnica de la Unam en la región, en el país y en el mundo.

¿Qué beneficios tiene la Unam en el desarrollo de este repositorio?

Los beneficiarios directos del RIDUNaM serán los propios integrantes de las comunidades académicas de la UNaM (autoridades, docentes, investigadores, no docentes, alumnos). También, los integrantes de la comunidad local, regional, nacional e internacional podrán beneficiarse de los contenidos que se cargaran en el depósito digital.

En lo propiamente institucional, permitirá la visibilidad de la UNaM a través del uso e impacto de su producción intelectual -científica, académica e institucional- en la comunidad científica local, regional, nacional e internacional. En el aprendizaje y en la investigación, creando y compartiendo conocimiento, así como, proporcionando acceso coherente a los materiales que se necesitan para el estudio y la investigación.

En lo científico y académico, ​ incrementando el impacto de los trabajos que se desarrollan en el ámbito institucional y facilitando el contacto con científicos y especialistas de instituciones para una mejor transferencia de los resultados de investigación. En lo social el beneficio será maximizar los rendimientos de la inversión realizada en el repositorio, considerando que habrá un mayor uso de las publicaciones.

El Conicet inició la implementación del Plan de Gestión de Datos (PGD) para sus proyectos de investigación, comprendiendo en una primera etapa a los Proyectos de Unidades Ejecutoras del Conicet aprobados en 2016 y 2017.

Con esta acción, el organismo se adecua por completo a la Ley N. 26.899 superando los plazos exigidos por la misma y, además, se convierte en un excelente ejemplo a seguir no sólo por las instituciones científicas del país, que también deben cumplir con mencionada Ley, sino para las instituciones de toda la región en este desafío de gestionar los datos primarios de investigación que en ellas se producen día a día.