SEGUINOS

POSADAS

La Universidad debe formar en competencias, no en profesiones

Desde comienzo del nuevo siglo se viene planteando la necesidad de una profunda revisión de los sistemas educativos. Misiones no es ajena a ese debate y, de hecho, ha optado, en principio, por el regreso al sistema de escolaridad primaria y secundaria, como obligatoria, y de contenidos suficientes como para formar al niño y al joven ubicándolo en su cultura, su país, su provincia y ciudad, pero también su inserción en el mundo. El Semanario /6p publica que el especialista doctor Carlos María Fernández Jardon Fernández, llegó de España a la provincia para disertar en la sede posadeña de la Universidad Gastón Dachary y planteó erradicar el sistema clásico de la educación latinoamericana, una combinación antigua de distintos sistemas del Viejo Continente. Habló allí de “El Espacio Europeo de Educación Superior”.

Desde comienzo del nuevo siglo se viene planteando la necesidad de una profunda revisión de los sistemas educativos. Misiones no es ajena a ese debate y, de hecho, ha optado, en principio, por el regreso al sistema de escolaridad primaria y secundaria, como obligatoria, y de contenidos suficientes como para formar al niño y al joven ubicándolo en su cultura, su país, su provincia y ciudad, pero también su inserción en el mundo. Pero, también se ha puesto bajo la lupa el papel que debe desempeñar el educador. No ya como protagonista de una clase magistral, sino como el promotor y orientador de las naturales inquietudes de niños y adolescentes, haciendo provechoso uso de las nuevas tecnologías de la comunicación. Claro que esa formación debiera fructificar en los estudios superiores, en las Universidades, donde también deben revisarse en profundidad contenidos y desempeños de los profesores. Un tema que justamente ha puesto en discusión el experto patrocinado por el Dachary.


En declaraciones a Canal 6, explicó que el sistema latinoamericano educacional es parecido al español antiguo, un esquema basado – a su vez – en protocolos franceses, pero con un contenido alemán. Esto significa que en America Latina se forman profesionales para que trabajen de esa profesión “toda su vida”, sin considerar las competencias que el individuo adquiere de los estudios que realice. En este sentido, consideró que tal sistema debe ser erradicado para instaurar aquel que tenga su base en el pensamiento de que es el alumno quien debe diseñar su estudio y que el profesor debería dejar de ser un evaluador para ser un acompañante y orientador del trabajo del estudiante, aprobando – si correspondiera – no un examen, sino las competencias adquiridas por la persona.


“Esta cambio es innovador para la sociedad. Los padres deben darse cuenta de que las profesiones ya no son valoradas como antes, se trata de las competencias que adquirirá su hijo al terminar los estudios que realizara”, agregó.


En este contexto, el especialista expresó que en Europa se produjo una situación parecida en el siglo XIX, ya que había tres grandes estilos de universidades. Por un lado, el esquema alemán, basado en la formación de científicos “al cien por cien”; por otro, el francés, aquel que creaba funcionarios para el servicio del Estado, y por último el anglosajón, ese que buscaba la educación del individuo dentro de una sociedad, pensando que cada uno podrá crear una mejor comunidad si está bien formado.


Agregó que “si vos te formás como abogado, recibís 5 años de docencia y con eso te arreglás. Pero debería ser distinto: darle una formación básica a una persona para que trabaje de lo que quiera, y una vez que esté trabajando y vea lo que le hace falta, que vuelva a la universidad para seguir capacitándose, porque el mundo cambia constantemente, hay profesiones que desaparecen y otras nuevas que aparecen”. (www.seispaginas.com o Semanario Seis Páginas edición Nº 47 versión papel)


 


 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas