SEGUINOS

ECONOMIA

La voracidad fiscal del Gobierno de la Nación va ahora por los servicios digitales

image_pdfimage_print

El consumo vuelve a ser el favorito. Un IVA del 21% se pondrá en vigencia a los 31 días hábiles desde su publicación en el Boletín Oficial, ocurrida el 14 de este mes de mayo, por lo que se computará, discriminada, en las tarjetas de crédito de los usuarios. Y el Gobierno perderá una vez más la inmejorable oportunidad que tuvo de reducir el gasto público y mejorar el nivel de impuestos. Porque no ha logrado ninguna de ambas hasta ahora, excepto, como ya se sabe, eliminar impuestos y retenciones a los sectores más ricos de la sociedad.

La Afip (Administración Federal de Ingresos Públicos) publicó 192 empresas alcanzadas por el impuesto, entre las que figuran desde Netflik a Twitter y Facebook Advertising, New York Times, Financial Times o Skipe.com, Amazon o OLX.

En algunos casos el nuevo impuesto –no existía- se combinará con la devaluación del peso. Tal el caso de Netflik –se habla incluso de que se conocerá el nuevo gravamen con la plataforma-, porque ha retrotraído el valor del servicio a su expresión en dólares, tras el ahora breve paso por la cotización en pesos argentinos.

 

Con el Decreto 354 –publicado en abril y ahora reglamentado- a partir de junio venidero todos los consumidores de servicios digitales del exterior deberán abonar un IVA del 21%, cuando en rigor se hubiera compadecido con el relato oficial de reducir impuestos si la alícuota hubiera sido de un 3 ó un 5 por ciento. Y como tampoco bajó el gasto público con el nuevo impuesto buscará recaudar 1.000 millones. Eso siempre y cuando los atribulados consumidores argentinos mantengan la incipiente elección que hacían de servicios digitales. No podrá decir el Jefe de Gabinete Marcos Peña que los comercios están vacíos porque la gente compra vía on line. Algunas compras vía on line, difícilmente se vayan a realizar desde junio, al menos de parte de algunos compradores. O de parte de propietarios de inmuebles que también ofrecían sus bienes en alquiler vía Internet.

Habrá quienes considerarán este hecho como un paso atrás, al desandar parcialmente el camino digital.

Con IVA, y en dólares

El débito por el precio del abono está llegando en dólares. Por impacto de la devaluación más el impuesto, el costo del servicio básico aumentaría 43,9%.

 

Los precios de los servicios digitales contratados en la Argentina a través de internet están a punto de registrar un fuerte aumento. Para esto se combinan dos factores. Por un lado, la abrupta devaluación del peso frente al dólar. Y por el otro, la decisión del Gobierno de gravarlos con IVA y Ganancias.

 

La empresa más emblemática del lote que comenzará a pagar impuestos es Netflix. No por casualidad, en los estudios contables y los bancos ya se habla informalmente del “impuesto Netflix” para referirse al capítulo sobre IVA a los servicios digitales que se votó a fin del año pasado con la reforma tributaria.

 

Pero el protagonismo de la firma estadounidense de entretenimiento vía streaming no se agota en darle nombre a un impuesto. También fue la primera en reaccionar frente a la disparada del dólar en el mercado local. Por eso, volvió a dolarizar el precio de sus abonos. En las tarjetas de crédito el débito automático por el abono de Netflix volvió a quedar expresado en dólares. En el caso del abono básico, en lugar de los $169 del mes pasado ahora figuran u$s8,04 que se pagarán con el resumen que vence en los primeros días de junio. Tomando siempre el mismo ejemplo, los $169 de abril representarían un dólar a $21. Ahora, con la divisa en torno a $25, el precio treparía a $201.

 

Si a este valor se le adiciona el 21% de IVA, el precio final a pagar en pesos ascenderá a $243,21. Esto representa un aumento de 43,9% con relación al precio que tenía en abril. Este es el impacto que sentirán los usuarios en sus bolsillos en un futuro cercano.

 

En los próximos días también comenzarán a llegar los precios de otro servicio casi tan extendido como Netflix. Se trata de Spotify -la proveedora de música on line- cuyo abono premium cotizaba a $103,50 en abril. Se descuenta que el importe también llegará expresado en dólares.

 

Spotify es además otro de los servicios que quedó alcanzado por el IVA. Sobre este punto, la AFIP publicó ayer en el Boletín Oficial una resolución que incluye un listado de todas las empresas cuyos servicios quedarán gravados. Son 192 y Netflix es la primera. ¿Y la segunda? Spotify. El orden no es casualidad, sino que apunta a las compañías con mayor cantidad de usuarios en el país.

 

Luego viene el resto, entre las cuales hay algunas muy conocidas, aunque quizás con menos suscriptores o usuarios, según cual sea el tipo de servicio que ofrecen. Allí aparecen -por ejemplo- ITunes (la tienda de música on line de Apple), Playstation (la venta de juegos en línea para la popular consola), Instagram, Twitter, Tinder (el sitio de citas para conseguir pareja), versiones digitales de diarios como Financial Times y New York Times, varias firmas que venden sus antivirus (AVG, Panda, Avast y Norton), todos los servicios online provistos por Telefónica Global, las compras a través de Amazon, los servicios financieros de Bloomberg, los cursos de idioma de Openenglish, los avisos pagos en la red social Facebook, los servicios de telefonía de Skype, entre muchos otros.

 

En un apartado del anexo a la resolución de la AFIP aparecen también los servicios de alquiler temporario y hotelería (Airbnb, Booking, Hoteles.com), las tiendas de artículos electrónicos (B&H, Best Buy), Aliexpress, OLX, Shopify y Nintendo, entre otros.

 

La resolución de la AFIP entrará en vigencia a los 30 días hábiles contados desde su publicación en el Boletín Oficial, ocurrida ayer (14 de mayo). El organismo aclaró que los agentes de percepción y retención del IVA sobre estos servicios serán las entidades que actúen como intermediario (las tarjetas de crédito, salvo excepciones). Estas deberán aplicar el recargo de 21% sobre el precio neto facturado. Ese importe tendrá que aparecer discriminado en el resumen. Luego deberán ingresarlo a la AFIP.

 

En marzo pasado, los bancos comenzaron a retener hasta 28% de Ganancias a los propietarios que alquilan inmuebles a través de la plataforma Airbnb.

Noticiasdel6.com ámbito.com

Semanario Seis Páginas 445