SEGUINOS

Economía

“Las crisis no son iguales, en 2001 había Convertibilidad pero Argentina ya no tiene margen para pedir préstamos”

El periodista especializado en Economía, Ismael Bermúdez, dijo en declaraciones exclusivas a C6Digital que el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, terminó por reconocer que la inflación en el año será “alta” y en tal sentido observó que ya en abril “seguramente” registrará una inflación superior a la de marzo. “Y que la suba de las tarifas ha tenido un impacto social muy fuerte, ha golpeado a sectores de menores recursos paro también a medianas y pequeñas empresas que no están en condiciones de hacer frente al pago de los servicios públicos, que tuvieron una incidencia creciente en el consumo de la gente”.

Bermúdez señaló que hay informes últimos que indican que el consumo masivo sigue retrocediente “y eso en gran parte obedece que una parte mayor del ingreso de las familias tiene que ir al pago de los servicios públicos y también servicios privados -acotó- que son imprescindibles y que dejan menos dinero para hacer frente al consumo de alimento, ropa, del resto de los rubros que componen la canasta familiar”.

Ante tal diagnóstico comentó que la solución que propone Sturzenegger es seguir aumentando la tasa de interés “porque creo que llegaron a la conclusión también que ese cambio en la política económica que implementaron a partir de fines de diciembre que decía ´vamos a bajar la tasa de interés y dejar que suba un poco el dólar´ tuvo consecuencias en que la tasa no bajó y el dólar subió, tuvimos una inflación mayor porque al aumento de tarifas vino el repase a los precios de la devaluación del peso. Eso originó esta inflación que hemos tenido en estos meses, prácticamente comiéndose en muy poco tiempo la meta de inflación del 15 por ciento de todo el año”.

Para el periodista, se quiere volver a la política de mayor tasa de interés para que no se vayan los grandes fondos a la compra de dólares sino que pongan la plata en pesos a alta tasa de interés y de esa manera ver si la inflación puede bajar un poco. “Pero esto, cuidado -advirtió- porque es como tomar un remedio para una cuestión pero produce un problema en otra parte del cuerpo. Se toma un medicamento porque duele la panza pero origina problemas cardíacos”, ejemplificó.

Según Bermúdez, se recrea la bicicleta financiera y salir de ella no es gratuito. Mencionó que el Tesoro Nacional dio a conocer los datos fiscales y la cuenta de intereses de la deuda pegó “un estirón enorme”. Aumentó 106,6 por ciento en tres meses a iguales tres meses del año anterior. “O sea que hoy los intereses de la deuda absorben una parte mayor que la recaudación de impuestos que todos nosotros pagamos”, remarcó.

En otro segmento de la entrevista afirmó que hay anatocismo (Capitalización de los intereses de una cantidad prestada) porque se refinancia intereses sobre intereses. “Como no podemos bajar los intereses tomamos un nuevo préstamo, ya no solamente porque no podemos pagar el capital sino que tampoco podemos pagar los intereses”, explicó.

Estimó que de cada cien pesos que se recauda de impuestos que va al Tesoro Nacional, 12 pesos son intereses de la deuda. “Dos o tres años atrás estaba en 5 pesos. O sea el 5 por ciento y ahora estamos en el 12 por ciento. Esto va a seguir creciendo. La lógica es que crezca porque tenemos más deuda y refinanciamos lo que no podemos pagar. Tanto de capital como de intereses. En los dos últimos años la deuda del Estado aumentó en 80 mil millones de dólares”, enfatizó el especialista en temas económicos de vasta trayectoria en medios periodísticos porteños.

Además, consideró que en primer lugar se debe tener en cuenta no solamente lo que pasa en Argentina sino lo que sucede a nivel internacional.

“El problema no solamente pasa por dónde está el deudor sino también en qué situación podría llegar a estar el acreedor. Es decir, hasta dónde el acreedor está dispuesto a seguir prestando a alguien que no está en condiciones de pagar siquiera los intereses”, insistió Bermúdez.

“El problema que hay hoy es que Argentina colocó mucha deuda en los mercados internacionales y ya muchos fondos han dicho que la cuota que tienen para el país ya la tienen cumplida”, puntualizó.

En este sentido, precisó que no todas las crisis son iguales. Y aseveró que en 2001 había Convertibilidad. “Toda crisis tiene su particularidad, su propio alcance y dimensión. Como en el 2001 existía el 1 a 1 convertible y había una serie de circunstancias se sabía que el día que no había dólares la Convertibilidad no podía resistir porque el peso que tenía el respaldo del dólar, desaparecería. Hoy tenemos una situación distinta porque el dólar y el peso no tienen un tipo de cambio ni fijo ni está vinculado de manera automática entre el dólar y el peso. El Gobierno, ante una escasez de dólares, siempre lo que puede hacer es devaluar el peso”, observó Bermúdez.

Nota completa también:

https://www.facebook.com/canalseisposadas/videos/1749090841824357/

 

Descargar Semanario Seis Páginas