SEGUINOS

PROVINCIALES

Las EFA, con régimen propio

En la última sesión de la Cámara de Representantes se aprobó un régimen propio para las Escuelas de la Familia Agrícola, propuesto por el diputado Oscar Alarcón. Las EFA son establecimientos educativos públicos de gestión privada que tienen una base asociativa civil y familiar, con pedagogía de alternancia integrativa e interactiva. Las familias, como co-educadoras, y el Estado, son responsables de la formación integral y la promoción del proyecto de vida de los jóvenes.

Los objetivos de la ley aprobada son instaurar las condiciones necesarias para el desarrollo y desempeño de las escuelas EFA; ratificar su importancia socio-económica para propiciar el arraigo de la comunidad agrícola; asegurar educación de calidad con igualdad de oportunidades y posibilidades; generar espacios para la transmisión de la educación rural; e impulsar a las generaciones futuras a trabajar la tierra, con los principios de cooperativismo, para disminuir los éxodos migratorios del campo a la ciudad.

Además, incentivar la formación de personas éticas, responsables, íntegras, críticas, creadoras, emprendedoras, líderes y con capacidad de transformar sus comunidades; en una pluralidad socioeconómica, religiosa, cultural, ideológica y política.

La ley sancionada creó la figura de monitor, como encargado de impartir y construir conocimientos y saberes, planificar, supervisar, evaluar, calificar, orientar o colaborar con estas tareas; animando y promocionando la formación de personas y el desarrollo territorial.

Asimismo, dispuso la implementación en el sistema de enseñanza de las EFA las Tecnologías del Aprendizaje y el Conocimiento, para que garanticen la conectividad, la robótica, la automatización y la inteligencia artificial, a través de la Escuela de Robótica y de Marandú Comunicaciones.

Para Alarcón, “las Escuelas de las Familias Agrícolas cumplen un trabajo excepcional e irreemplazable, nacen y se expresan a través de las necesidades de sus comunidades, y de esa manera adquieren un rol fundamental para el desarrollo de nuestra provincia, y día a día alimentan el sueño de miles de jóvenes misioneros, de tener un título y un oficio”.

“Los docentes, alumnos y familias de las EFA han trabajado para traer a las mesas de debate legislativo su situación particular, sus necesidades y sus potencialidades, y expresaron tímidamente que siempre se pensó en la ley como un gran sueño y un anhelo”, recordó el legislador.

Descargar Semanario Seis Páginas