SEGUINOS

NACIONALES

Las reservas del Central cayeron u$s 3.665 millones en septiembre

El Banco Central cerró el mes con una caída de u$s 3.665 millones en sus reservas internacionales. La entidad monetaria había comenzado septiembre con u$s 52.657 millones en su arcas y cuatro semanas más tarde la cifra se derrumbó hasta llegar a los u$s 48.992 millones.

Las razones para la pérdida de reservas hay que buscarlas en la estrategia del renunciante titular del BCRA Luis Caputo para controlar al indomable dólar a través de ventas directas y subastas del billete verde y en el pago de intereses de títulos públicos.

De acuerdo a lo informado por la entidad monetaria, en el último día hábil de septiembre las reservas disminuyeron u$s 564 millones respecto al día hábil anterior sin operar en el mercado libre de cambios.

En el desagregado, el Central informó que se realizó la cancelación de intereses de los títulos públicos Par (US$, JPY y EUR) por un equivalente de u$S 153 millones. Asimismo, también se realizaron pagos a organismos internacionales por u$S 80 millones y un pago por operaciones cursadas a través del Sistema de pagos en Moneda Local (SML) por u$S 15 millones.

Desde el Banco Central, conducido ahora por Guido Sandleris, señalaron que la variación de las divisas frente al dólar, los títulos externos y otros instrumentos financieros que forman parte de las reservas arrojaron un saldo positivo de u$s 12 millones.

Por lo pronto, desde el próximo lunes debutará una nueva estrategia del BCRA para domar al dólar. El flamante titular de la entidad monetaria anunció que desde el 1º de octubre la cotización de la divisa flotará entre la banda cambiaria de los $ 34 y los $ 44 pesos, al tiempo que sólo intervendrá en el mercado de cambios en caso de operar por fuera de esos valores.

El propio Sandleris anticipó que cuando la cotización supere el máximo fijado en la banda cambiaria se realizarán ventas de hasta u$s 150 millones diarios para dotar de liquidez al mercado y prevenir así “oscilaciones injustificadas”. Por el contrario, cuando la cotización baje la línea de los $ 34, el organismo sumará divisas para aumentar el volumen de las reservas.

En la previa al debut de la estrategia de las bandas de flotación, el dólar cerró el mes con un salto del 3,5% para cerrar cerca de los $ 42. De esta manera, el billete verde subió $ 1,41 para cotizar $ 41,94 en bancos y casas de cambio.

Durante septiembre el billete acumuló un avance del 10% y en lo que va de este año el salto ya supera el 121%. Ahora queda esperar cómo reaccionará la city a la nueva táctica delineada por el flamante directorio de la entidad monetaria.

Fuente: Ámbito.

Descargar Semanario Seis Páginas