SEGUINOS

POSADAS

Legislatura: tras denuncia de ex asesor despedido “sin motivo” analizarán conducta de diputado

La nota enviada por el dirigente radical Federico Villagra a todo el pleno de la Cámara de Representantes expresa, entre otras consideraciones, las situaciones que le tocó pasar cuando se desempeñaba en su carácter de personal contratado desde febrero de 2016 por el diputado Gustavo González, del bloque de la UCR, como economista y asesor técnico, habiendo sido expulsado verbalmente en abril de 2018 “sin motivo ni previo aviso casi tres meses antes del vencimiento de mi contrato” por el legislador.

El texto leído en el recinto por la diputada Silvana Giménez menciona que su despedido en forma “desprolija e ilegal, sin previo aviso ni motivo” lo que le generó “un profundo daño, tanto en mis finanzas personales y de mi familia como mi salud”.

Villagra sostuvo además, en otros párrafos, que por aceptar el ofrecimiento del legislador tuvo que rechazar otras propuestas laborales como así también se vio impedido de continuar en la docencia universitaria “a causa del cúmulo de tareas encomendado, las que he cumplido con absoluta responsabilidad y dedicación exclusiva, inclusivo sacrificando tiempo valioso para estar con mi familia”.

Pero las consecuencias de la “ruptura intempestiva de mi contrato” trajo aparejado otras complicaciones vinculadas con su salud. “Comencé con trastornos de sueño, ataques de pánico, fobias y una profunda desilución y tristeza”, relató.

Para el joven dirigente de la UCR, el comportamiento del diputado González no le pareció “digno de una persona de bien, sino todo lo
contrario”. En este sentido, lo calificó como una persona “sin sentimientos, en la cual en muchas ocasiones he sido víctima de destratos verbales, teniendo que ocuparme de tareas que nada tenían que ver con el trabajo asignado, por la necesidad económica en la cual estaba situado, sin tener opciones que elegir, siendo González un jefe muy autoritario”.

En la nota también hizo referencia al momento de su despido. “Llegué a lo más bajo que puede llegar un ser humano, que no me despidan por ser el sustento de mi familia, que al diputado no pareciera haberlo movilizado porque al momento de comunicarme su decisión lo hace de
forma casi peyorativa, sin empatía y capacidad emocional de ponerse en el lugar del otro”, disparó Villagra.

La crítica del joven dirigente no terminó ahí. Consideró que el legislador tenía otras opciones como para no dejarlo sin trabajo, como
recomendarlo con otros colegas o esperar el vencimiento del contrato. “Por eso considero que tiene un doble discurso, por un lado se dice ser honesto e íntegro pero en realidad de los hechos descarta personas como si fueran reciclables”, apuntó.

Villagra señaló también que en momentos de una profunda crisis económica se quedó sin ese trabajo “en forma intempestiva y sin causa”.

“No encuentro una causa lógica en la cual pude haber fallado con mi trabajo siendo que cuento con el mérito y la idoneidad suficiente para el ejercicio de esa función. Como Licenciado en Economía, con una trayectoria comprobada y que siempre trabajé en la elaboración de proyectos, informes, estudios de impacto económico, proyectos de ley y pedidos de informes, no solo para el diputado González sino también para el bloque de la Unión Cívica Radical. Tengo en mi correo electrónico la cantidad de proyectos que he elaborado y las pruebas de ello”, puntualizó.

A modo de ejemplo, indicó que armó un organigrama de todo el sector público provincial, desarrolló un proyecto de un Banco para Misiones, examinó cada uno de los números de las cuentas públicas, analizó los balances de las empresas del Estado, hizo un informe comparativo que salió en medios porteños. “Jamás falté a mi trabajo”, remarcó Villagra.

El dirigente del Ateneo afirmó que se siente damnificado de un abuso de poder “y un desbalanceo por ser yo la parte más débil y en la cual hoy me siento profundamente dolido por el hecho ocurrido y los destratos verbales continuos que sufrí”.

Atento a lo expuesto, la diputada Giménez solicitó que el texto sea remitida a la Comisión de Asuntos Constitucionales, Derechos Humanos, Municipales y Juicio Político, “atento a que en dicha Comisión se encuentra en tratamiento el Expediente 50.725/18 del diputado (Roque) Gervasoni poniendo en conocimiento al pleno en esta Cámara del hecho ocurrido contra su persona el día 3 de agosto del presente año referidas a presuntas inconductas del diputado González”.

La solicitud expresada por la legisladora tuvo el voto favorable.

Descargar Semanario Seis Páginas