SEGUINOS

POSADAS

Leishmaniasis canina: remarcan la importancia de aplicar la vacuna para disminuir el riesgo para las mascotas

En su visita a los estudios de C6Digital, veterinaria Marina Servian se refirió a la vacuna que se debe aplicar en el animal siempre y cuando esté sano. “Previo a la vacunación se le un test a perro. Si da negativo, se procede a vacunarles pero si da positivo sería en vano hacerlo. Si el animal ya tiene la enfermedad hay que seguir con otros tratamientos, explicó. Está contraindicada también para las perras que están preñadas.

Afirman que combinar la vacunación con los insecticidas adecuados, se postula como el método más efectivo para proteger al perro contra la
enfermedad. La vacuna enseña al sistema inmune del perro a defenderse correctamente del parásito de la leishmania (es decir, estimulando la producción de células inmunitarias y no de anticuerpos), reduciendo drásticamente el riesgo de que el animal desarrolle la enfermedad cuando sufra una infección “real”.

“Solo se podrán vacunar aquellos perros que presenten un buen estado de salud general” insistió Servian. A partir de los seis meses de vida las mascotas ya pueden ser vacunadas.

Si bien es cierto que la vacunación proporciona unos niveles de protección muy elevados, es fundamental apoyar este método con las demás medidas de prevención orientadas a reducir el contacto con los flebótomos.

La leishmaniasis canina es una enfermedad muy grave de manifestación muy lenta en el tiempo, y si no se trata generalmente termina con la vida del perro. La mascota enferma, necesitará un estricto seguimiento de por vida para controlar los síntomas y ofrecer al animal la mejor calidad de vida posible.

 

 

Descargar Semanario Seis Páginas