SEGUINOS

POSADAS

Liberaron a los hombres que atacaron comisaría de San Vicente

Tras permanecer detenidos tres semanas, recuperaron la libertad los hermanos que habían sido aprehendidos luego que atacaran a balazos la Seccional Segunda de San Vicente, con la aparente intención de recuperar un automóvil que horas antes había sido secuestrado en una estación de servicios. Circulaban a bordo de un Renault Megane que había sido robado pero tenía colocado una chapa patente legal de otro coche similar registrado en la provincia de Mendoza. No se descarta que haya sido llevado a San Vicente para el tráfico de drogas o cigarrillos hacia el mercado brasileño.

El hecho ocurrió en la madrugada del 29 de octubre pasado, luego que los policías que estaban de guardia en dicha comisaría observaron el paso lento de un Renault Megane y luego un Ford Galaxy por el frente de la dependencia.



Los agentes notaron que uno de los coches era conducido por un hombre que se dedica al tráfico de cigarrillos paraguayos y presumiblemente marihuana, lo cual hizo suponer que algo estaba por suceder.



Los uniformados apagaron las luces de la guardia y salieron a recorrer las inmediaciones ante la posibilidad de un intento de copamiento. Al llegar a la parte posterior de la comisaria, que da a una zona de montes, fueron atacados a balazos por un grupo de personas que aparentemente ultimaba los detalles para escalar el muro y así poder ingresar en el patio donde están los vehículos secuestrados.



Tras el intercambio de disparos -no hubo lesionados-, la Policía montó un operativo y una hora después capturó a dos hermanos de 41 y 28 años que se movilizaban en un Renault Megane por la ruta provincial 13.



En esa oportunidad se especuló con la posibilidad que los hombres hayan intentado irrumpir en la comisaría con intenciones de recuperar un Renault Megane que había sido abandonado en una estación de servicio por tres hombres que huyeron en otro coche al notar la presencia de la Policía.



El Megane había sido robado en Buenos Aires pero circulaba con una chapa patente legal de otro coche similar registrado en la provincia de Mendoza y no se descarta que haya sido llevado a San Vicente para el tráfico de drogas o cigarrillos hacia el mercado brasileño.



 



 



 



 



 



 



 



 



 




 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas