SEGUINOS

POLICIALES

Liberaron al policía que mató a un ladrón

El suboficial de la Policía Federal que en la madrugada del 20 de julio pasado abatió de varios tiros a un joven delincuente que había ingresado a robar en su propiedad, fue excarcelado por el juez de Instrucción Fernando Verón, quien caratuló el caso como homicidio con exceso en la legítima defensa.

Roberto Vega salió en libertad el pasado viernes, tras permanecer detenido 46 días en dependencias de Bomberos, imputado del delito de homicidio simple. La información fue confirmada por su defensor, Hugo Zapana.  



El hecho por el cual el policía estuvo privado de su libertad ocurrió en la madrugada del 20 de julio pasado en una vivienda del barrio Independencia de Posadas, donde el cabo primero Vega residía junto a su familia.  



En esa oportunidad, cerca de las 3.30, cuando el suboficial descansaba en la vivienda escuchó ruidos en el patio y vio por una ventana que una persona hurgaba dentro de su coche.  



El policía salió armado con su pistola reglamentaria e intentó detener al ladrón, que resultó ser un joven conocido en la zona por su frondoso prontuario. El uniformado aseguró que el muchacho quiso agredirlo con una chuza, denominación que recibe un elemento punzante de fabricación casera.  



Vega efectuó al menos seis disparos con su pistola, cuatro de los cuales impactaron en el muchacho, que cayó muerto a una cuadra de la vivienda.



Para justificar el hecho de haber recogido las vainas servidas de su pistola, dijo que lo hizo con la intención de saber cuántos cartuchos le quedaban aún en el cargador, ya que al salir de su casa advirtió que una pareja hacía de “campana” del presunto ladrón al que sorprendió dentro de su coche.  



Zapana dijo que su defendido fue trasladado a Posadas hace aproximadamente un año, luego que la Policía Bonaerense allanara su casa y causara importantes destrozos al confundirlo con un integrante de una banda dedicada a secuestros extorsivos.  



Además, agregó que esta es la primera vez en su carrera policial que el cabo debió recurrir a su arma reglamentaria para repeler un ataque.



 



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas