SEGUINOS

POLITICA

Los gobernadores insisten en prorrogar la baja de los impuestos

La advertencia del jefe de Gabinete, Marcos Peña, de que la baja de impuestos establecida en el pacto fiscal “se va a cumplir” y “no hay marcha atrás” estuvo lejos de amilanar a los gobernadores peronistas. Este martes, sus ministros de Economía avanzarán en la propuesta de flexibilizar la baja de impuestos prevista para 2019, cuando se prevé que el acuerdo impactará con fuerza en las arcas provinciales.

 

Además, los colaboradores de los gobernadores aseguraron que desconocían a Peña como interlocutor. Fuentes del gabinete insistieron en que el “más enfático” en estar en contra de la suspensión de la baja de impuestos es el Presidente. De todos modos, admitieron que será “muy complicado” traspasarles costos del ajuste a los gobernadores sin nada a cambio.

 

Hasta ahora solo el chaqueño Domingo Peppo pidió abiertamente flexibilizar el pacto fiscal, pero desde hace unas semanas el tema es conversado por los mandatarios, y los que ya tuvieron encuentros con funcionarios nacionales les deslizaron la posibilidad.

 

“Peña habla así para subirle el precio a lo que está por negociarse -ironizó un gobernador norteño-. El diálogo se encauza siempre con el Ministerio del Interior y hay líneas abiertas para avanzar”. Los mandatarios esperan la convocatoria para una reunión con la Nación y quieren llevar una propuesta concreta.

 

Este año, el impacto del pacto fiscal fue relativamente bajo en las finanzas provinciales e incluso diez subieron Ingresos Brutos haciendo uso de la posibilidad que abría el propio acuerdo. Desde Hacienda explicaron que fue una manera de “compensar” la baja de cargas en otros sectores. Frente a esa posición, varios ministros responden que, con más razón, el año que viene debería contemplarse el “hueco” a los ingresos que implicaría la rebaja.

 

En el caso de las jurisdicciones más grandes -Buenos Aires, CABA, Córdoba, Santa Fe y Mendoza-, cumplir con las bajas previstas de Ingresos Brutos y Sellos implicaría entre ocho y 10 por ciento de los ingresos propios.

 

En esa línea de razonamiento, los peronistas entienden que sumarán como aliados a María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta , en especial si la Nación termina avanzando en el traspaso de algunos de los servicios que hoy subsidia la administración central (empresas de energía, ente regulador o Aysa). Si no, Vidal pasaría de ser la “gran ganadora” -por la compensación de la eliminación del Fondo Bonaerense- a la “gran perdedora”.

 

“No sería buena señal suspender todo lo programado -admitió un ministro-, pero hay formas de encontrar un acuerdo intermedio. No tiene por qué ser todo o nada”.

 

Para el economista del Ieral Jorge Vasconcelos, si se renegocia el federalismo “hay que incorporar el cambio de precios relativos (por la mejora de los sectores exportadores) y buscar sacrificar la menor cantidad de obra pública”.

 

La Nación tiene un elemento más que podría usar en la negociación: la devolución de la precoparticipación del 15%. “Por un lado están los mayores recursos que reciben por esa vía y por el otro, cómo va creciendo la coparticipación; los gobernadores tienen márgenes para moverse, más que la Nación”, apuntó un funcionario de Interior. La Casa Rosada necesita de apoyo para aprobar un presupuesto 2019 que refleje la reducción del rojo asumida con el Fondo Monetario Internacional.

 

Los puntos en discusión:

Ingresos Brutos: los ministros de Economía de las provincias que se reúnen hoy en la Casa de Entre Ríos pedirán frenar la rebaja de Ingresos Brutos que fue acordada en el denominado pacto fiscal el año pasado cuando se aprobó la reforma tributaria.

 

Subsidios a AySA: los gobernadores cuestionan que la administración nacional financie con subsidios a las empresas de servicios públicos que operan en la ciudad y en la provincia de Buenos Aires, entre las más importantes: AySA y empresas de energía.

 

Postergación de un año de todo el pacto fiscal: el gobernador de Chaco, Domingo Peppo, es el único que, hasta el momento, pidió la postergación de la aplicación de todo el pacto fiscal por el plazo de un año.

 

Fuente: La Nación.

 

 

 

 

Descargar Semanario Seis Páginas