SEGUINOS

POSADAS

Los gobiernos somos responsables de la vida de las personas

Hizo notar el gobernador Hugo Passalacqua señalando que “toda muerte es espantosa, pero cuando son de las características de Dalmiro Flores, o de Koteski y Santillán, resultan mucho más densas”. Lo indicaba también si acaso el cuerpo hallado en el río Chubut fuera del desaparecido Santiago Maldonado.

Al traérsele a la memoria el caso de Flores, Passalacqua señaló que “murió a metros mío. Era un joven de la Juventud Peronista de Salta, estábamos todos pidiendo por el regreso de la democracia (diciembre de 1982 en la Marcha de la Multipartidaria) y a él lo alcanzó una bala perdida. Me acuerdo del manchón rojo en su remera blanca, estábamos en la explanada del Cabildo. Llamamos la ambulancia, todo era un caos. Y después salimos a correr. Yo tenía una remera atada en la cabeza, que me tapaba la boca por los gases lacrimógenos que nos tiraba la policía”.

Recuerda aún hoy que “eran las 2-3 de la tarde porque había restaurantes en los que había gente que estaba comiendo. Me di cuenta porque miré a través de la vidriera. No lo podía creer. Esa gente estaba comiendo tranquilamente y nosotros éramos reprimidos por pedir libertad y democracia, a la dictadura. Esa división”.

Hace notar que “hoy un 80% de la dirigencia está de acuerdo en que tenemos que tirar todos juntos, porque de otro modo no se sale. Hay que tirar todos juntos. Y que no haya otra muerte”

Ante una pregunta responde que sí “cada mañana me levanto pensando en el millón 300 mil misioneros, cómo podemos hacer para dar un pasito más hacia adelante. Pienso en ellos y en sus familias".

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas