SEGUINOS

POSADAS

Los micro climas lejanos y el empeño misionerista por lo sustantivo

El Banco Central les permitió a las entidades bancarias moverse con mayor fluidez en dólares, a fin de que puedan hacer frente sin demoras a las cancelaciones de depósitos en dólares de parte de ahorristas. Fue la última decisión conocida, luego que la presidenta Cristina de Kirchner, admitiera que ella también había actuado en la cultura del dólar como moneda de ahorro, y tenía un viejo plazo fijo mantenido en esa moneda. Lo advierte cuando el periodista Víctor Hugo Morales les pide a dirigentes y funcionarios poner en pesos los atesoramientos. CFK comunica su decisión en una transmisión de cadena nacional. Víctor Hugo Morales, en su programa de televisión y en su sitio de una de las redes sociales.

 


“Cristina vende dólares” fue el banner del canal de uno de los medios concentrados, el mismo que financia al periodista devenido en fiscal presidencial, Jorge Lanata. La molestia se entiende en tanto y en cuanto no contaron con el estilo de CFK de privilegiar el derecho, admitir errores, rectificar el rumbo. Porque, finalmente, en lugar de mellar su imagen, terminaron por posicionarla frente a los millones que no ahorran en dólares. Y aún ante quienes recurren a la moneda estadounidense pero ven en el gesto mayor transparencia pública. Y están también los que como el jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires Mauricio Macri, “no piensan pesificar los dólares, porque son pocos”.


Todo va y viene en el micro clima de Buenos Aires. El país real e integrado aparece con YPF y el nuevo rumbo dado para asegurar abastecimiento. Con proyecciones que hasta incluyen a Misiones, aunque en un futuro lejano según define el propio gobernador Maurice Closs, invitado por la Presidenta a asistir a los anuncios de Miguel Galuccio, el titular de la petrolera. En la Provincia habría hidrocarburos no convencionales, que según los expertos, demandan fuertes inversiones, inclusive el empleo de mucha energía para ser extraídos. Pero, en principio, no están en el futuro cercano.


En cambio, en lo inmediato, Misiones continúa su propio derrotero en materia económica y está planteándole a la Nación, a través de una presentación en el Senado, la necesidad de respetar las autonomías provinciales en materia de procedimientos civiles y comerciales, cuando se analiza la reforma del Código Civil. Porque el único otro camino posible sería unificar adaptando el criterio nacional a la norma provincial. Se trata de la prescripción: los impuestos prescriben a los 5 años en la Nación y a los 10 años en la Provincia.


Además de la especificidad del planteo, Misiones viene mostrando un inédito comportamiento parlamentario, cuando consagra leyes que se han elaborado en comisión, a partir de una autoría, con la sumatoria de otras participaciones, de legisladores y de entidades que tienen que ver con el quehacer de que se trate. Así se aprobó la de libre acceso a la información pública. Y va en la misma dirección la que creará el Instituto del Cáncer. Será una de las pocas Provincias con una entidad propia para combatir esta patología.


Y como Misiones sigue avanzando, también lo hace en el plano de la investigación científica y técnica, con un Instituto de Biotecnología que dobla la apuesta en materia de ciencia aplicada. En suma, el interés misionero está puesto en las cosas sustantivas. No extraña, entonces, que aparezca como una rareza la mujer de Barrio Norte que lleva a su mucama –con uniforme y todo- para que haga sonar un jarro a modo de cacerola.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas