SEGUINOS

POSADAS

Los misioneros discriminan a los pobres, en forma cotidiana, ante la indiferencia de sus pares

Un demoledor informe encomendado al Ceop, por el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobioa y el Racismo da cuenta que los misioneros se han sentido discriminados, en un 52,8 % de los casos consultados por nivel socioeconómico, en un 35% de los casos y en segunda instancia por su forma de pensar y el aspecto físico.

La discriminación se planteó en un 36,4% en ambientes laborales y en un 16,3 por ciento en el educativo lo que da cuenta de la cotidianeidad de la práctica.



A la denigrante práctica de discriminar se suma el hecho de que sólo un 25,6% de los que sufrieron la afrenta hizo algo, claro que fueron quienes sentían que podían hacerlo: personas cuyas edades oscilaban entre los 49 y 59 años, de nivel socioeconómico más alto y con estudios universitarios finalizados.



El nivel de indiferencia de los que presenciaron actos de disciminación alcanzó al 58,9%.: De quienes presenciaron el acto más de 6 de cada 10 personas fueron los más jóvenes, con niveles socioeconómicos medio y alto y quienes residían en la capital provincial. Los actos presenciados de discriminación respondían al nivel socioeconómico, un 26,2% y al color de piel el 18,1 %.



En tanto 4 de cada 10 personas hizo algo frente a la discriminación presenciada, lo que supone un 50 % más de los que sufrieron el agravio en carne propia.



Pero hay una clara conciencia entre los entrevistados respecto de qué es la discriminación: un 59,7% respondió que se trata de un rechazo a una persona o grupo y lo atribuyen a falta de educación en un 63,2 % de los casos, mientras que otro 47.5 % habla de violación de los derechos humanos.



También hay una percepción de que la Argentina es un país que discrimina “mucho o bastante”. Así lo creen 8 de cada 10 personas consultadas. Afirmaron, además que la discriminación se practica en un 83% de los casos contra los pobres, en segundo lugar se ubica la piel negra con un 40,2 %




N. de la R: Toda discriminacion es agraviante. Pero es peor aún cuando se practica sobre los sectores mas débiles de la sociedad, como los sectores carenciados, etc. Para colmo de males, a esto se le suma que estas situaciones se dan cotidianamente en .ambitos laborales y en escuelas. Estos indicadores deberían servir para plantear un profundo debate en la sociedad. Por eso la Tarjeta Roja.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas