SEGUINOS

Sin categoría

Los misioneros eligieron quiénes serán sus gobernantes y qué tipo de provincia quieren

Con un resultado histórico, reflejado por los casi 7,5 de cada 10 votos que recibió el Frente Renovador, la ciudadanía misionera se expresó cómo quieren crecer, qué modelo de provincia elige en procura de un mejor bienestar, con más inclusión social, con más independencia económica viviendo de nuestro propio esfuerzo, con más producción agraria e industrial, con más desarrollo turístico, con más y mejor desarrollo cultural, con sólidos valores espirituales y morales, y con una identidad misionera fortalecida.

image_pdfimage_print

Hubo un claro plebiscito de gestiones del gobernador Maurice Closs, del diputado y presidente de la Legislatura, Carlos Rovira y fue abrumadora la decisión de ratificarlos para un nuevo mandato. Echando por tierra definitivamente el argumento de un sector de la oposición que pretendía que “junta” reunía el 60% del electorado. Ahora hasta le cuesta llegar a poco más del 20%. Los que alcanzaron un mayor número de sufragios apenas superaron el 6 % y hasta fueron afectados por el voto en blanco que para la categoría gobernador llegó al cuarto lugar. Pero para diputados provinciales, con algo más del 7%,  fue la segunda “fuerza”.



No obstante la aplastante derrota, la única voz que salió a plantear una autocrítica, un par de días después de la jornada comicial y con resultados provisorios en mano, fue la del diputado electo Pablo Lenguaza, ex presidente del Colegio de Abogados. Porque para Luis Pastori, aún diciendo que no esperaban ese resultado, conformó el hecho de que se constituyera la UCR en  una “segunda fuerza”. Sin importar, inclusive, que fueran superados por el voto en blanco. Sí convino en que deberán “trabajar más”, una mayor militancia, escuchar a la gente. Pero pareció conformarlo el hecho que por prescripción constitucional, en cuanto a asegurar un tercio para las minorías, accedan a escaños que aumentarán su posicionamiento en la Cámara de Representantes.



Lo conformó asimismo el que hayan “renovados las bancas de los concejales que terminaban mandatos y se incorporaran otros en numerosos pueblos de la Provincia”.



No hubo en cambio miradas hacia adelante. Ni expresiones relativas al modelo de provincia por el que volvió a pronunciarse la ciudadanía, esta vez con la mayor contundencia, en un crecimiento sostenido desde el 2003. Cuestión principal que tomó en consideración el Frente Renovador, señalando tanto Closs como Rovira que un resultado como esto sólo redoblaba compromisos. Lejos debía posicionarse la dirigencia de la soberbia y mantener, en cambio, el concepto de servicio en unanueva visión de la política como herramienta de transformación, que viene sosteniendo esta expresión política desde su conformación.



Ambos debieron detenerse en señalar las particulares características de la Renovación ante enviados especiales de los medios concentrados de Buenos Aires que habían llegado con sus propios libretos y se mostraban no sólo incapaces sino tampoco interesados en conocer una realidad que les resulta tan lejana. Debieron hacerles notar que es ésta una Provincia del Norte que, como el resto de la región, padece un olvido histórico que recién ha comenzado a revertirse desde el 2003 pero que todavía hoy soporta serias desigualdades no sólo en materia de coparticipación sino de servicios como los de la provisión de gas natural, que recién ahora comienza a saldarse con la construcción del Gasoducto del Nordeste mediante el que llegará a estas regiones.



Hacerles ver –aunque difícilmente lo vieran- que aquí hay una determinación por salir adelante reivindicando la autonomía y la soberanía provincial. Esa que tantas veces fue vapuleada, por gobernantes que no respetaron los intereses de la sociedad. Los reales y genuinos intereses que tienen que ver con el desarrollo, con la inclusión de todo un pueblo esforzado y trabajador que por décadas y décadas la peleó solo en el extremo noroeste del país. La historia antigua y también la más moderna da cuenta de este empeño. Ahora Misiones ha recuperado sus metas provincialistas y ha recuperado calidad institucional. Hoy los tres Poderes del Estao están en pleno funcionamiento. Por primera vez la Cámara de Representantes se muestra como el parlamento que soñaron los convencionales constituyentes. Un Parlamento activo, preocupado por el desarrollo de la sociedad, contributivo. Que por otra parte garantiza gobernabilidad a quien el pueblo ha elegido para conducir desde el Ejecutivo la provincia.



Estos son hechos históricos. Alejados por completo de las minucias politiqueras. Buscan compaginar la gran política que no es otra que la cotidiana. La que todos los días se construye en pos del bienestar general, la gran meta de la política. Se construye desde el municipio. Allí donde también la ciudadanía dio su mensaje ratificando a aquellos alcaldes que se comprometieron con su ciudad o alternándolos con otros, cuando pensó que era tiempo de que dieran un paso al costado.



Ahora Posadas ha elegido también a un Defensor del Pueblo por el voto directo de los electores. Un cargo que obtuvo una muy alta adhesión porque el nominado por la Renovación era uno solo. Entonces resulta cuando menos mezquino decir que será “oficialista”. Mantener los viejos esquemas carece por completo de sentido.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *