SEGUINOS

POSADAS

Los pájaros migran de las Islas y recorren el Continente, en vuelo libre y pacífico

Acá hay un pueblo pacífico dijo la presidenta Cristina de Kirchner, reivindicando lo mejor de la historia nacional, pero en gesto de respeto hacia la otra cultura les pidió una oportunidad para la paz, apelando a John Lennon, uno de sus trovadores; esto es, a esos cantores populares que expresan hondos sentimientos de sus pueblos. Y dijo que hasta los pájaros reconocen su pertenencia a esta América del Sur: emigran de Malvinas, llegan al Continente, se quedan en Argentina un tiempo y siguen viaje hacia el Norte. Y entonces también vuelve a la memoria Las Voces de los Pájaros de Hiroshima, aquel inolvidable poema de Eugen Jebeleanu, un creador rumano al que aquí pusieron música y sentimiento Horacio Guaraní y Gianamaría Hidalgo. A la Argentina no le gustan los juegos con las armas ni las guerras, las Islas Malvinas es una zona de paz, insistía la Presidenta. Y estaba rodeada por todos.

Porque las más diversas expresiones del arco político, gremial, empresarial, estaban allí con sus representantes en el salón de los Patriotas Latinoamericanos, y a ambos flancos de la Jefa de Estado los presidentes del Senado y de la Cámara de Diputados; es decir, el Congreso de la Nación.



Así se hacía honor, también, a lo mejor de la política exterior argentina. Justamente porque su primer premio Nobel de la Paz argentino –y latinoamericano- fue Carlos Saavedra Lamas, el diplomático autor de una propuesta tan concreta como sencilla: la resolución pacífica de los conflictos. De hecho es quien logra la firma de paz en la Guerra del Chaco, entre Paraguay y Bolivia, en 1935. Es más, fue uno de los precursores de la Sociedad de las Naciones (antecedente de las Naciones Unidas) y uno de los presidentes de su Asamblea.



Argentina irá al foro internacional a denunciar la militarización del Atlántico Sur que acciona Gran Bretaña. Lo hará para insistir en la paz y la negociación diplomática. Mención aparte el afectuoso gesto de la Presidenta con el intendente de Eldorado Norberto Aguirre, ex soldado de Malvinas, que cayó prisionero de los ingleses en las Islas y fue liberado cuatro días después de declarado el cese de hostilidades. Una mano cálida que acaricia el rostro de un hombre, saludando el valor del otrora jovencito, aterido de frío, dentro de una trinchera inundada. “Es de los verdaderos combatientes”, destacó.



Todo lo de Malvinas lleva una impronta emotiva. Una atención especial. De hecho el país había hecho un paréntesis el martes último para escuchar a CFK hablando de las Islas –dicen que igualmente lo hicieron los habitantes de las Islas y hasta el premier británico David Cameron-. Tras la reivindicación de la vía diplomática y pacífica, la nación volvió a su rutina. Porque en lo que está empeñada es un crecimiento que continúe restañando las heridas sociales y económicas dejadas por el neoliberalismo. Y en cuestiones del aquí y ahora como la sequía que dañó con severidad los cultivos en Misiones. La necesidad de inversiones para sostener el suministro eléctrico en la Provincia. Que volvió a registrar un récord de consumo, al igual que el resto del país, empujados ambos por el mayor consumo que, a su vez, motivaron las altas temperaturas de este verano 2012.



En otras palabras, todos aquí, en este Sur americano, están empeñados en la vida. Comprometidos en el quehacer cotidiano que permita una mejor distribución de la riqueza que se genera, que siga sumando excluidos, generando nuevos puestos de trabajo, aumentando la calidad de vida. Son los temas en la agenda nacional y provincial. Por ejemplo, el gobernador Maurice Closs habló con la Nación sobre la extensión de la red cloacal en todo Misiones, al otro día del anuncio de la Presidente. En las vísperas y desde la Cámara de Representantes que preside Carlos Rovira, su vice titular primero Alberto Alvarez ratificaba que la agenda legislativa estará centrada en una nueva ley provincial de educación. Y se vienen las clases. Este lunes 13 los docentes vuelven a las escuelas tras las vacaciones, la paritaria nacional se reúne para definir los sueldos de este año. Las estadísticas dan cuenta que ha sido intenso el tráfico fronterizo, revalorizando la posición estratégica de Misiones. Otra cuestión incorporada a la agenda oficial.



Claro que habrá de permanecer en la agenda pública el duro combate a la pobreza. Aquí sí hay una guerra para librar: la de ponerle fin a la pobreza estructural, que excluye, que deja a los adultos sin trabajo, a los niños les desdibuja el presente y el futuro. Hay que ponerle un punto final a la canalla que factura 20 millones de pesos y tiene en la esclavitud a niños, mbyás, y “extranjeros”.
Estos últimos vienen a ser los hermanos paraguayos, no menos empobrecidos. Porque de una buena vez por todas, hay que ponerse frente a estos “empresarios” y desenmascararlos para que nadie compre la yerba que elaboran ni aquí ni en el mundo. Porque la última firma explotadora encontrada por los inspectores de la Afip integra el grupo exportador argentino. Las sanciones y la denuncia pública podrán empezar a ponerle fin a esta práctica de “lesa humanidad” y de “lesa economía”. Humanidad porque se vulneran derechos humanos; economía porque evaden los impuestos que hasta los más pobres pagan para favorecer la distribución de la riqueza.



Ponerle fin además a esta interminable historia de los mensúes que. Que esos son nuestros modernos esclavos, los mensúes siglo XXI. Ponerle fin a tanta injusticia será una forma bien concreta de hacer patria.



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas