SEGUINOS

POSADAS

Los problemas de violencia y seguridad se enfrentan con todos los actores institucionales y sociales

Es la misma comunidad la que actúa en prevención. Pero son procesos largos que conllevan cambios en las conductas. “Por eso decimos que las estrategias adoptadas por la mesa Inter actoral son las adecuadas”, explica la jefa de reasentamientos Alicia Karasawa de la Entidad Binacional Yacyretá, señalando que es una cuestión compleja que ha preocupado y ocupado a los vecinos. “Hay que advertir que no son problemas específicos de reasentamientos sino comunes a todos los vecindarios de Posadas y de las grandes ciudades en general”, indicó a /c6.




El equipo técnico de la EBY elaboró un informe sobre el estado de situación de A-4, advirtiendo que la situación es similar a todos los grandes barrios instalados en la zona Sur de la capital provincial. “Estamos hablando de 1.600 viviendas y tenemos que referirnos a problemas de violencia que se generarían en unas 100 personas, al estar de informes periodísticos. Pero ni siquiera nosotros podemos afirmar que sea así. Pensamos inclusive que es mucho menor el número de personas involucradas”, puntualizó.




Hizo notar que “esta situación ha sido identificada y sobre ella viene actuando la Mesa Inter actoal, desde tiempo atrás. La Mesa está conformada por representantes de todas las instituciones del Estado, la Provincia y el Municipio, las organizaciones no gubernametales que allí actúan, las escuelas; es decir todas las que funcionan dentro del barrio. Incluida la Policía. Esa Mesa identificó la situación planteada como problema por resolver, no solo en cuanto a hechos circunstanciales sino en la prevención”.







Advirtió también que “estamos hablando de reasentamientos que han involucrado a 1.655 viviendas y cuando leemos informes periodísticos observamos que hacen referencia a unas 100 personas. Que para nosotros ni siquiera llegan a esa cifra”. Explicó que “los grupos están focalizados y ocupan un determinado espacio en el barrio”.



 



Pero sí señaló que “también debe advertirse que hay instituciones del Estado que están especializadas en la atención de menores con personal idóneo, por ejemplo. Y esto también se tiene que ir articulando”. Comentó que “precisamente lo que demandan los vecinos es la continuidad de las acciones implementadas. Hablamos de acciones culturales, recreativas, educativas. Y esto no siempre sucede por muchas y variadas razones”.



 



Además señaló que “se trata de procesos que tienen que ir afianzándose y que llevan tiempo porque inclusive demandan cambios de conducta. Por eso ha sido intersantísimo el aporte que vienen realizando los jardines maternales, atendidos por personas de la propia comunidad, que contienenen a los chicos, que hacen un seguimiento nutricional. O lo aportes desde la educación, con la enseñanza de 16 oficios en el Instituto Tecnológico”.



 



 



Añadió que “otro trabajo lindísmo fue el que se hizo con la Policía Comunitaria porque había una participación directa de las personas del barrio. Un trabajo que se hacía dentro de la Comisaría o afuera, en los patios; un trabajo que tuvo resonancia y eco. Pero aquí también los vecinos piden continuidad. Que no sean acciones que aparecen por un tiempo y luego se abandonan.



 





“Y por último, tenemos que entender que la situación de vulnerabilidad social o económica no es propia de los asentamientos sino común a los vecindarios de cualquier gran ciudad. Y pensamos que las estrategias adoptadas en nuestros vecindarios son las correctas porque involucran, comprometen, a todos, con acciones concretas”, definió.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas